miércoles, 8 de abril de 2009

En el ojo del huracán


El ojo de la tormenta es ese punto específico del centro de un tornado, huracán o tifón, que se encuentra en calma, casi aislado del fenesí de actividad, tanto que hasta los pájaros pueden volar.

Todo lo que hay alrededor del centro es violento, turbulento, pero el centro permanece tranquilo.

Seria estupendo que pudieramos conservar la calma, la serenidad en medio del caos... situados en el ojo de la tormenta.

Descubririamos que en ese punto, somos más conscientes de nuestra realidad inmediata,tomamos una nueva perspectiva de la situación, nuestra mente tiene más capacidad de respuesta.

Tal vez al principio es difícil llegar hasta ese punto, pero una vez conseguido - con voluntad y práctica- compensa.

.

4 comentarios:

Tita dijo...

Gran idea, gran reto. Al empezar a leerte lo he pensado ¿sería posible mantener la calma, el ojo quieto cuando todo lo demás es caos?

Buen reto. Como siempre, me estimulas, y me haces pensar y mejorar ¡¡besazos guapísima!!

pluvisca dijo...

Carmen, el centro es el equilibrio emocional, ese reto tan duro al que nos enfrentamos cada día...

Un besazo preciosa

Flautista de Neón dijo...

Ya me he visto en esa situación.
Y resulta gratificante el ver que el caos a tu alrededor no te afecta, y que puedes conservar la plena tranquilidad.

Excelente comparativa.
Un abrazo, mujer del ojo.

Carmen dijo...

Cuando no se puede hacer nada por evitar el caos, la mejor alternativa es situarse "en el ojo del huracán". Comprobado.


Flautista ¿Tendre fijación con eso de los ojos? jajaja.

Besos.