jueves, 23 de diciembre de 2010

¡ Feliz Navidad!




Deseo que paseis unas muy Felices Fiestas en compañia de todas aquellas personas que os quieren y a quienes quereis. Y que regresemos cargados de optimismo, vitalidad y muchas ganas de compartir lo mejor de nosotros.

Un fuerte abrazo para todos y cada uno de vosotros.

Carmen


.

sábado, 11 de diciembre de 2010

¿Comunicados o incomunicados?


Tan comunicados y sin embargo, tan incomunicados.

Vivimos en la era de las comunicaciones. Núnca antes habian existido tantos medios materiales para comunicarnos con los demás: télefono fijo, tlf móvil, messenger, facebook, tweeter, correo electrónico, correo ordinario...

No concebimos salir de casa sin nuestro movil. Viajamos con nuestro ordenador portatil, porque "necesitamos" estar comunicados. LLegamos a casa y lo primero es encender el ordenador en busca de las personas, la gran mayoria "virtuales", que están al otro lado de la pantalla.

Vivimos en la era de las comunicaciones y sin embargo, las consultas de los especialistas están llenas de gentes que adolecen de soledad; uno de los males de nuestro tiempo y de nuestra sociedad.

Probablemente somos más hábiles para comunicarnos a través de las nuevas tecnologias y cada vez más inhabiles para comunicarnos "cara a cara", para entender y hacernos entender, para el diálogo.


.

domingo, 5 de diciembre de 2010

21 gramos



Núnca se me hubiese ocurrido pensar que el alma tiene un peso, pero el otro día escuchando la radio, alguien comentó que pesaba 21 gr. Yo que siempre habia creído que el alma era algo inmaterial, intangible,incorpóreo... pero parece ser que no.

Algo así despierta la curiosidad de cualquiera y enseguida recurrí a Google .
Según parece 21 gramos es el título de una película basada en un trabajo realizado por el Dr. Duncan MacDougall, quien al comienzo del siglo XX realizó una serie de experimentos para probar la pérdida de peso provocada supuestamente por la partida del alma del cuerpo, al morir. MacDougall peso pacientes moribundos y perros que el mismo envenenó en intentos por probar que el alma es tangible, material y por ende mensurable. Estos experimentos difícilmente puedan ser considerados científicos, quizás anecdóticos, y a pesar de que todos los resultados obtenidos en sus experimentaciones variaron considerablemente de 21 gramos, dentro de la masa popular esta cifra se convirtió en sinónimo de la medida de la masa del alma.

Y por si fuera poco, el alma humana ha sido fotografiada ¿Verdad o leyenda urbana? Seguro que cada cual saca sus propias conclusiones.


¡ Quién nos iba a decir que algo con tan poquito peso, en ocasiones nos pesara como una losa !
Me pregunto ¿pesará lo mismo el alma de un asesino que el de una persona generosa, altruista y buena?


domingo, 28 de noviembre de 2010

Cuestión de suerte


En cuestiones de suerte me declaro abiertamente agnóstica. Escapa a mi entendimiento.
Hay personas a las que todo parece salirles bien, hagan lo que hagan. En cambio a otras, "las tostadas siempre les caen del lado de la mantequilla"

Dicen que a la suerte se llega a través del trabajo. ¿¿¿???
No dudo que trabajar, poner tesón en lo que se hace y esforzarse por conseguir unas metas no ayude a conseguir aquello que se desea. Por supuesto que quien trabaja tiene más probabilidades para conseguirlo, pero tengo claro que no existe una proporcionalidad directa. Muchas veces, factores externos, imposibles de que podamos controlar, hacen que por mucho que nos esforcemos la "suerte" se resiste a aparecer y las metas se conviertan en inalcanzables.

Hay que ser realistas, a veces la suerte se pone del lado de quien menos lo merece.


Dijo Isaac Asimov que "La suerte favorece sólo a la mente preparada" .
Estar preparados física, mental e intelectualmente, desde luego, supone llevar más papeletas para el bombo de la suerte ¿Pero, de verdad, nos garantiza que la suerte se nos aparecerá en un momento de nuestra vida? Con sinceridad, no lo creo.


"Lo que forma nuestra suerte no es lo que experimentemos, sino nuestra manera de sentirlo" Marie von Ebner-Eschenbach
Tal vez, este sea el camino más acertado. El de nuestra actitud. Pero no tanto para invocar a la suerte, como para aceptar nuestra realidad.

.

sábado, 20 de noviembre de 2010

III Campaña 2010 contra la pornografía infantil


Dice el refrán que "un grano no hace granero, pero ayuda al compañero" y esta es una campaña que necesita muchas conciencias unidas contra esta lacra de nuestra sociedad, que por desgracia ha encontrado un buen escondrijo en la red.

III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil


Publicado el 18 septiembre 2010 por Nafuente


EL 20 DE NOVIEMBRE VOLVEREMOS A HACER MUCHO RUIDO EN INTERNET. La pornografía infantil en la Red es una lacra imparable que ensucia nuestras vidas cada día. La presión policial con macrorredadas no es suficiente para detener las malas prácticas de estos individuos --que actúan desde el anonimato que pueden brindar Internet y las redes sociales-- golpeando las vidas de cientos de niños, incluso bebés, en busca de un deseo sexual depravado y enfermizo. Por eso entre todos los internautas debemos ponernos manos a la obra y volver a meter el máximo de ruido en el ciberespacio.

El objetivo de esta III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil es que el próximo 20 de noviembre del 2010 --Día Universal del Niño-- miles de internautas escribamos un texto con el título «Pornografía Infantil NO» para sembrar los buscadores de Internet de severas críticas a esta vergüenza humana y social. De esta forma conseguiremos que las ciberbúsquedas de las palabras Pornografía + Infantil al menos golpeen la conciencia de tanto depravado.

En el texto podéis colar términos de búsqueda empleados por los pederastas y pedófilos como "angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy" o "feet boy" para llegar adonde queremos llegar.


Este es el vídeo de la Cibercampaña 2010:








CONTAMOS CONTIGO EL 20-N. POR FAVOR, NO FALLES




.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Vaciar el tiempo


No todos los tiempos son iguales. Al menos existen tres grandes mitos por los que transitamos los humanos, según sean nuestra cultura, estilos de vida y estaciones del año. Como cuenta el filósofo Jesús de la Pienda, existe el tiempo “lineal”, muy propio de nuestras latitudes occidentales, o sea, la idea de que todo empieza y todo acaba, es como una línea sin principio ni fin en la que se sitúan todas las cosas que tienen duración. Los calendarios, por ejemplo, son lineales. Un día nacimos y otro moriremos. No hay más.

El segundo mito es el tiempo “circular”, muy propio de las cultural orientales. Se basa en la creencia de que el tiempo del universo entero, con todas sus criaturas, gira en círculo, una rueda cósmica, de creaciones y destrucciones sin fin, volviendo una y otra vez a sus orígenes. El tiempo cíclico es el de las reencarnaciones propiamente dichas del alma humana, sometidas a la ley del karma, o sea, el principio de la causalidad universal o de la consecuencia de la conducta humana. Nada empieza y acaba, sino que todo está en movimiento continuo, en una danza inacabable donde lo que no se resuelve hoy tal vez se aclare en otra vida.

El tercer y último mito es el del tiempo “simultáneo”. Es el que domina la mente de los pueblos negroafricanos de cultura bantú. El tiempo lo constituyen los acontecimientos. Sus calendarios son históricos-biográficos y se confeccionan según lo que le ocurre a la tribu, al clan o a la familia. El día no se divide en horas, sino en momentos marcados principalmente por el Sol, la Luna y en función del cuidado del ganado. El reloj-máquina no existe, ni, por tanto, la enfermedad del estrés ni tantas otras que la vida occidental acarrea.



Xavier Guix.



Tengo la sensación de que en nuestro mundo occidental no hemos entendido demasiado bien el concepto de tiempo. Tenemos la vida compartimentada, estructurada en función de unos horarios; un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo. Y si nos sobra un hueco, lo llenamos con más actividades. Lo que nos obliga a correr tras él, sin apenas disfrutar de la vida. Seguramente porque no hemos aprendido a dejarnos fluir y sentimos cierto temor a no saber qué hacer con el tiempo libre, a la posibilidad de encontrarnos a solas con nosotros mismos.
Estaría bien que en nuestro pequeño mundo planificado nos reservaramos un tiempo para vaciar, en lugar de seguir llenandolo.


.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Solo para mujeres (personas) fenomenales


Solo para Mujeres Fenomenales


Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años…
Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.
Detrás de cada línea de llegada, hay una partida.
Detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés viva, siéntete viva.
Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas…
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lastima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
¡¡¡Pero nunca te detengas¡¡¡

Madre Teresa de Calcuta



¿Por qué será que a veces, de forma casual, nos topamos con aquello que más necesitamos en ese momento? Puede ser una determinada persona, una actitud o un gesto, un libro, un paisaje o unas cuantas lineas, como estas de Teresa de Calcuta.

La pared estaba cubierta de cuartillas, fotografias, recortes, donde podian leerse texto de motivación, de aliento, de apoyo,de lucha. Este me llegó especialmente, era el estímulo que necesitaba en ese momento.

En ocasiones las cosas se ponen muy feas y complicadas, pero siempre hay una salida, una solución, una oportunidad... es imprescindible no detenerse y buscar hasta dar con ella. Porque lo importante no cambia, porque por mucho que los años quieran frenarnos, no hay edad cuando existe la fuerza y la convicción.


Por cierto, también hay hombres fenomenales.

.

domingo, 24 de octubre de 2010

Cuestión de afecto


Cada día me cabe menos duda de que somos gentes de grandes gestos, de grandes gestas, pero nos perdemos en los pequeños detalles, que son los que al fin y al cabo, hacen el día a día y el que nos sintamos más o menos congratulados con el resto de la humanidad.

Me conmuevo cuando ante una catástrofe llegan gestos de solidaridad de todos los rincones del planeta. Cuando leo que seis de cada diez ciudadanos han hecho donaciones a alguna ONG. Y sin tener que ir tan lejos, cuando en mi comunidad o en la localidad en la que vivo se organizan carreras solidarias en apoyo a tal o cual causa, manifestaciones en favor de alguna causa noble o persona necesitada. En esos momentos me siento orgullosa de pertenecer a ese grupo humano, a esa comunidad, a esa humanidad.

Pero después me enfrento al día a día y no veo los tan supuestos buenos sentimientos por ningún lado. Codazos para entrar antes al tren y encontrar un asiento, enfrascamiento en la lectura y "vista gorda" para evitar ceder el asiento a la embarazada, al anciano... los autobuses llenos en la puerta de acceso (las horas punta son muy malas) mientras por el centro la gente va cómoda y holgada, sin intención de ceder un milímetro. Malas pasadas al volante que nos ponen en peligro de accidente, por no hablar de los gestos insultantes.
Una mujer sube cargada las escaleras de su portal y mientras tira de un carrito de la compra cargado intenta abrir la puerta. Los niños siguen jugando al balón.
Una mujer yace sobre el suelo de una estación y la gente pasa por su lado sin intención de socorrerla. Lo vemos por las teles de todo el mundo. Seguramente nos escandalizaremos, pero yo lo he visto en las calles de mi ciudad y la actitud es la misma.
Son solo pequeños ejemplos, pequeñas muestras de nuestro día a día, que me hacen dudar de la generosidad, de la solidaridad, de la ejemplaridad de la raza humana.

Probablemente el problema sea que nos falta afecto hacia nuestros semejantes.

.

martes, 12 de octubre de 2010

No puedo con la vida


Resulta que una cree que poco a poco (¡demasiado poco a poco!) los hombres empiezan a considerar a la mujer como su igual, con las mismas capacidades, con los mismos derechos y con opción a idénticas oportunidades.
Y de pronto en una conversación, tengo que oir lo "bonito" y "estimulante" que queda una mujer guapa en una oficina, aunque no sepa hacer ni un simple presupuesto. Mucho mejor,¡dónde va a parar! que una fea y eficiente.
Los ojos se me abren de par en par y la boca se me queda abierta en una expresión de asombro total. Cuando reacciono, me debato entre explotar y explicar cuatro cositas o dejar al infeliz con sus ideas a ver si tiene la suerte de encontrar "un florerito" que le haga la vida más llevadera.
Y lo peor, es que no es el único.

De regreso a casa tengo que escuchar aquello de "mujer tenía que ser". No a mi, porque iba en el bus, pero vamos, que seguro que alguno( y alguna, que también las hay) me lo ha dicho alguna vez. Y pienso ¿Le pagarán copyright al que inventó la frasecita? Espero que si y que con lo que haya recaudado se haya hecho mirar lo de la memez.

Pongo la tv y veo a unas señoritas "monísimas" aplaudiendo las gestas de un deportista. Nunca entendí el por qué y aún menos entiendo que, contando con un ministerio de igualdad, se siga haciendo.

Leo en el periódico que el machismo perdura en los más jóvenes y que una buena parte de actitudes machistas son bien vistas tanto por los chicos como por las chicas.
Las jovenes ven "normal" que su chico tenga celos y no le permita vestir ciertas prendas, por ejemplo.

Pues eso, que queda inaugurada la sección :NO PUEDO CON LA VIDA

jueves, 7 de octubre de 2010

Reencuentro


Y de repente... estas ahí, delante de mi, puedo verte con total nitidez.
Pregunto a alguien que me acompaña (no sé quien es) si puede verte también. No hay respuesta.
Me adelanto y me fundo en un gran abrazo contigo. Te siento.
Me inunda una gran sensación de paz, una enorme serenidad y alegría.
Despierto.
La sensación sigue en mi aunque hayan pasado los dias.


.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Procurando no olvidar




“La ira no nos permite saber lo que hacemos, y todavía menos lo que decimos” (Arthur Schopenhauer)


“Cuando te inunde la alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine la ira, no escribas ninguna carta” (Proverbio chino)

“He aprendido el silencio a través del charlatán; la tolerancia, a través del intolerante, y la amabilidad, a través del grosero”
(Khalil Gibran)


“Aferrarse a la ira es como agarrar un trozo de carbón candente con la intención de arrojarlo contra alguien. Al final eres tú quien se quema” (Siddhartha Gautama)



No hace mucho, recomendaba a una persona querida que pensase en estas frases cuando le invadiese la ira. Lástima que no me las hubiese aprendido de memoria y puesto en práctica.

Vivimos instalados en la prisa, en la inmediatez, no queremos que nada se demore, ni siquiera nuestra respuesta ante las emociones que nos suscitan los demás.

Ya lo decía mi madre: las prisas no son buenas para nada. Y eso, aplicado a los conflictos emocionales, es una verdad como una catedral de grande. En la mayoria de las ocasiones, con tan solo retrasar 24 horas la respuesta, los conflictos se resolverian de un modo positivo o al menos, con menos daños.
Esa pausa nos ofrece la posibilidad de revisar el conflicto, de verlo desde otra perspectiva y asi valorar si nuestra respuesta es proporcional. Tengo que recordarlo para la próxima vez.


Otra frase que no deberia olvidar es:
“Lo contrario es lo conveniente”
.
En momentos de crispación, si aportamos la misma energía que nuestro oponente, sólo lograremos doblar la negatividad y en lugar de solucionar el problema, lo estaremos empeorando. En cambio, si decidimos apostar por la emoción contraria, podemos revertir la situación.

Aún me queda mucho por aprender
.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Ella y yo


Ilustración: N.Rockwell

Creo que desde siempre ha estado a mi lado, aunque últimamente su presencia es más constante, más palpable.
En los malos momentos siempre encuentro su consuelo y en los buenos... bueno para los buenos momentos valemos todos, pero también está ahí.

A veces risueña, a veces taciturna; casi siempre conversadora incansable, aunque cuando calla sus silencios son notables. Siempre accesible.

Crítica implacable, en algún momento despiadada. Reconozco que me ha hecho llorar.

Casi siempre positiva, sobre todo con los demás.

Fuerte, tenaz, terca como una mula, si algo le preocupa no ceja hasta hacermelo saber, aunque me quite el sueño; eso a ella le tiene sin cuidado.

Sensible y en ocasiones romántica; algunas veces le gusta tararearme canciones o me sorprende con un poema o un cuento aprendido en algún lugar, en algún momento. Evocadora y a ratos nostálgica.

Confieso que la he tenido olvidada en algunas épocas de mi vida y apenas la hacia caso, pero como las buenas amigas, ella nunca me olvidó y, en silencio, siempre estuvo a mi lado, consciente de que otras personas y otros quehaceres más importantes ocupaban todo mi tiempo.

Y en el camino de la vida nos volvimos a encontrar. Aprendí a quererla tal cual es y a escucharla un poquito más. Sé que ella siempre me quiso tal cual soy y nunca dejó de escucharme.

Me gusta conversar con la mujer que siempre va conmigo.


.

jueves, 16 de septiembre de 2010

No seré complice


Se peinó hacia atrás, con el cabello recogido en una cola de caballo bien tirante, antes de vestirse con esfuerzo, intentando no moverse demasiado para evitar el dolor en las costillas. Él solía poner mucho cuidado en golpearla sólo en aquellos lugares de su cuerpo donde las señales quedasen ocultas por la ropa, pero eso era antes. Los últimos seis meses había dejado de ser tan cauto y la había agredido en la cara varias veces.
Pese a todo, lo peor no eran los golpes. Era tener que vivir siempre a la sombra de los azotes, vivir a la espera de la próxima vez, el próximo puñetazo. Su crueldad era terrible, pues él era bien consciente de su miedo y jugaba con él. Alzaba la mano para asestarle un golpe, pero luego la dejaba caer despacio convirtiendo el gesto en una caricia acompañada de una sonrisa. A veces le pegaba sin motivo aparente. Así sin más. Aunque por lo general, no necesitaba ningún motivo, sino que, en medio de una discusión sobre lo que iban a comprar para la cena o sobre qué programa de televisión iban a ver, el puño de Lucas salía disparado contra su estómago, su cabeza, su espalda, o cualquier otro lugar que se le antojase. Después, sin perder el hilo ni por un instante, seguía con la conversación como si nada hubiese sucedido, mientras ella yacía en el suelo hipando para recuperar la respiración. Era el poder lo que le causaba satisfacción.

Fragmento de "La princesa de hielo" de Camilla Läckberg
Día a día los informativos nos dan constancia de un incesante goteo de muertes.
Día a día muchas mujeres, y algunos hombres, malviven bajo el yugo del terror que les imponen aquellos a los que una vez amaron.

Observo como poco a poco nos vamos acostumbrando a este lamentable hecho, como la indiferencia se apodera de nuestra sociedad y como la indignación decrece.
Será que tenemos tantos problemas en los que pensar, que este nos parece un mal menor; tal vez es porque no se trata de nuestras madres, de nuestras hermanas o nuestras hijas... tal vez sea eso

viernes, 10 de septiembre de 2010

Bon Scott



Me preguntaron si quería un gatito de una camada abandonada y yo contesté que, además de no poder atenderlo, los gatos no me gustaban ¡ Lo que hace la ignorancia!

Aún así el gatito llegó a casa de los brazos de mi hija, ella y su pareja habían decido adoptar uno.
Llegó con los ojitos cerrados y aún con el cordón umbilical; poco tiempo pudo estar el pobre con su madre.
De nuevo llegaron a casa los biberones, las tomas- y su reclamo- cada tres o cuatro horas, los pises imprevistos ... y, por supuesto, la caída de "baba" de cuantos estamos a su alrededor.

De inmediato este pequeño granujilla se canjeó todo nuestro cariño y atenciones.
Es un saquito de caricias, tanto para darlas como para recibirlas; parece mentira que un@ se pueda encariñar tanto con un animalito.
Estamos deseando volver del trabajo para encontrarnos de nuevo con él y participar de sus aventuras y del descubrimiento del mundo que le rodea. Todo son anécdotas.

Y sé que mis amigas se reirán cuando lean esto: No es mio, soy solo su abuela/canguro y tan solo puedo disfrutarle cuando sus amos no pueden (que por cierto, es mucho tiempo)

Os presento a Bon Scott (el nombre que le han dado sus dueños) o Miu (el nuestro, porque nos hace gracia que no diga miau, como se supone ha de decir, sino miu); me apetecia que le conocierais y compartir con vosotr@s mi entusiasmo por este pequeñajo. Y es que la felicidad esta hecha también de estos pequeños-grandes- detalles.

.

viernes, 27 de agosto de 2010

Todo pasa y todo queda



Como escribía el gran genio de la palabra Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.


Llego el tan ansiado tiempo de asueto y hoy, ya consumido, queda el regusto de lo vivido.

Decidí deshacerme del tiempo que marca el reloj y disfrutar del espacio y la compañia; sin prisas, sin limitaciones, sin propósitos o al menos con el sano propósito de no hacer nada, que como una vez leí, no es lo mismo que "hacer el vago".
La idea no es sentarse el día entero ante la tele o tumbarse todo el día en la toalla a la orilla del mar , desactivados de todo y de todos.
No hacer nada es conectarse a uno mismo y al mundo que nos rodea, procurando disfrutar y saborear de todo aquello que la vida nos ofrece. Dejandonos fluir.

Reencuentros con los amigos "del verano" ; amistad atípica donde las haya que no necesita de riegos continuos y donde el encuentro se toma en el punto en el que se dejó un año atrás, como si el tiempo no hubiese transcurrido.

El lujo del espacio y el tiempo compartido con la pareja, sin limitaciones durante unas pocas semanas.

Despertares sin prisas y anocheceres sin tiempo.

Deslumbrantes amaneceres y espectaculares ocasos, un deleite para los sentidos y un tesoro de inapreciable valor, más aún con el soplo de la brisa acariciando la piel.

El calor del hogar y la vuelta a la infancia con quienes, por fortuna, aún siguen a nuestro lado.

Un regalo inesperado: una pequeña mascota que ha llenado los dias de alegría, regocijo y entretenimiento.

Fraternales momentos con complices recuerdos. Apretando lazos.

Idas y venidas, con sabor a poco y con deseo de más.

Todo eso y mucho, muchísimo más ha dejado en mi ese
pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar

.

jueves, 22 de julio de 2010

Las cosas que no me gustan


No me gusta la ingratitud

No me gusta la gente que tira la toalla sin luchar

No me gustan los chantajes emocionales ni quienes van de victimas

No me gustan los hipócritas que sonríen al pasar y clavan el puñal por la espalda

No me gusta que hagan las cosas por mi bien

No me gusta la falta de oportunidades

No me gusta que tenga más quien menos lo merece

No me gusta los que imponen su ley ni los que cierran fronteras

No me gusta que unos mueran de hambre mientras otros lo hacen de obesidad

No me gusta que alguien decida quien vive y quien muere

No me gusta ver tanta zafiedad y ordinariez en la televisión

No me gustan los camiones de basura que despiertan de madrugada, ni los que vuelven de sus fiestas y quieren que se enteren los que duermen

No me gusta el engaño, la mentira ni las medias verdades, venga de quien venga

No me gustan las coles de Bruselas

No me gustan los que matan a sus mujeres

No me gusta que los que roban a los ciudadanos salgan a la calle sin haber devuelto lo robado

No me gusta la incultura y menos los que se jactan de no haber leido núnca un libro

No me gustan los pederastas ni los violadores

No me gusta el dolor ni la enfermedad

No me gusta que no se respeten las zonas destinadas a los minusválidos

No me gustan los fittipaldi del volante ni los que se pegan al parachoques

No me gustan las chabolas, ni los techos de cartón

No me gustan los que venden fuego para que otros se lo pinchen en sus venas

No me gusta el pulgón de los rosales

No me gusta la subida del IVA

No me gusta pasar tanto tiempo sin ti

No me gustan las miradas huidizas

No me gusta la soledad no buscada ni deseada

No me gusta que ande por la calle tanto loco sin tratamiento

No me gustan los que piden con una mano y despilfarran con la otra

No me gustan los que creen que tanto tienes tanto vales

No me gustan quienes tratan de vender felicidad

No me gustan los que se aprovechan de la buena voluntad ni los que utilizan a las personas

No me gustan los empujones en el metro

No me gusta que se abandonen a los animales


.

sábado, 10 de julio de 2010

Unidos bajo un mismo denominador común


A pesar de ser hija de un jugador profesional del fútbol, de que en el recuerdo, las tardes de los domingos de mi infancia están unidas al soniquete de los partidos retransmitidos por la radio y de que fueron muchos, muchísimos, los días en que de niña acompañé a mi padre por los campos de fútbol; reconozco que ni me gusta seguir a un equipo concreto ni entiendo nada de este deporte.
Sin embargo me dejo embriagar fácilmente por el fervor popular y me siento delante del televisor junto a los mios para ver a este equipo de mi España que tanta ilusión está generando.

Vivo y vibro con cada partido como si la vida me fuese en ello, los nervios y la angustia me atrapan cuando el tiempo pasa y no veo resultados positivos en el marcador y la alegría me desborda cuando llega el ansiado gooooooooool. Me ilusiono.

Viajo por mi ciudad y contemplo los balcones, ventanas y terrazas engalanados con la bandera.
Un grupo de adolescentes, chicos y chicas, gritan al unísono "yo soy español, español, español..." mientras exhiben la roja y gualda
En la parada del bus, veo a una niña- tendrá unos diez años- enfundada en una camiseta de la selección española y asida con ambas manos a una bandera de España. Me emociono.

Hace no demasiado, "no estaba bien visto" lucir nuestra bandera, declararse orgulloso de ser español. La sombra de ser tachado de fascista, oscurecía el gesto.
Esta brillante selección , jugadores de la talla de Nadal, Jorge Lorenzo,Pau Gasol... nos han unido a muchos españoles bajo un mismo denominador común: el de sentirnos orgullosos de ser y manifestar la españolidad, dejando atrás nuestros complejos.Reflexiono.

Es este nuestro país, cada día más multicultural, donde los que vienen de fuera se sienten orgullosos de su tierra, sus costumbres y su bandera ¿seremos capaces de hacerles llegar lo que nosotros sentimos por nuestros símbolos y nuestra Patria o seguiremos arrastrando nuestros complejos? ¿Cuánto nos durará este fervor patriótico?. Dudo.

De momento disfrutemos del sueño y esperemos que se haga realidad el próximo domingo.Disfruto.

viernes, 2 de julio de 2010

La doble vida



La rutina es un papel de lija que desgasta las ilusiones.

Demasiadas veces lo cotidiano nos conduce a la monótona repetición de conductas, conversaciones y escaramucillas sin vuelo que transforman las hojas de nuestro calendario en un libro sin texto.

Por el contrario, las ilusiones conseguidas son aquellas que quedan impresas para siempre en el libro del mejor recuerdo, esas épocas en las que tomamos conciencia de que el auténtico nivel de vida no lo da ni depende del dinero, sino de la felicidad, ese sentimiento que surge cuando lo soñado y lo vivido transcurren paralelos como los raíles del ferrocarril.

Por eso siempre hay que llevar una doble vida: la despierta y la soñada.

La vida despierta es ese obligado aterrizaje en el suelo duro que nos conduce a través de caminos proyectados por intereses ajenos, cuanto más masivos más semáforos, radares, velocidades limitadas y direcciones prohibidas.

La vida soñada es la que nos impulsa a salir de lo establecido y nos anima a idear, imaginar... elevarnos para buscar nuestros propios horizontes.

En una vida completa, soñar y caminar son vasos comunicantes, porque el ave no puede estar siempre volando, pero alzarse le permite divisar, entender y, por qué no, ambicionar otros panoramas.

En el suelo reposa lo conocido y cotidiano; en el vuelo despega el sueño y la sana ambición.

La felicidad es caminar los sueños.



Ángela Becerra




A veces la realidad se hace tan insistente que nos obliga a acomodar nuestros sueños a ella para no terminar frustrados, decepcionados,amargados por la distancia entre la una y los otros.
Realidades que nos anclan y nos sujetan a tierra firme. O , tal vez, realidades que nos obligan a elevarnos al mundo de los sueños, para no tener que enfrentarnos a lo que nos asusta.

Y así poquito a poco, casi sin darnos cuenta, empezamos por hacer pequeños retoques y ajustes para que las diferencias no parezcan tan grandes; convenciendonos de que es más importante la realidad que los sueños. Tal vez posponiendolos una y otra vez ... hasta que se quedan, en el mejor de los casos, olvidados en un rincón del alma.

Es bueno que nos recuerden que no todo puede ser pies en tierra ni vuelos por las nubes, que es necesario- y sano- que exista un equilibrio entre lo soñado y lo real. Que nos animen a encontrar el camino que nos lleva de uno a otro.
Y una vez encontrado, hacer todo lo posible por aprenderlo y recorrerlo con tanta frecuencia como nos sea posible, para que no termine por desaparecer entre la maleza del olvido y la rutina.



.

sábado, 12 de junio de 2010

Errare humanum est


Cometer errores es natural, irse sin haberlos comprendido hace que se vuelva vano el sentido de una existencia.

Las cosas que nos ocurren núnca son finalidades en si mismas, gratuitas; cada encuentro, cada pequeño suceso encierra un significado, la comprensión de nosotros mismos nace de la disponibilidad para recibirlos, la capacidad de cambiar de dirección, en cualquier momento, de dejar la vieja piel como hacen las lagartijas al cambio de estación.

Susana Tamáro ( Donde el corazón te lleve)




"Errare humanum est" . Podria decirse que la equivocación es inherente al ser humano, y muy probablemente, lo que nos ha permitido llegar hasta donde estamos.

El problema no es sabernos falibles, sino cometer errores sin sacar ninguna conclusión, sin aprender absolutamente nada; lo que nos aboca al desastre.

Hay quienes se creen poseedores de la verdad y piensan que son los otros los que se equivocan; lo que con frecuencia les lleva a cometer siempre los mismos errores, mientras se parapetan tras un muro de soberbia y se distancian ante la incomprensión de los demás.
Como decia Santiago Ramón y Cajal "Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia."

Otros se asustan tanto ante los primeros errores que se paralizan, hasta el punto de no hacer nada por el riesgo de cometer nuevas equivocaciones. Sin asumir, sin reconocer ni la propia realidad ni sus capacidades para afrontarla.
"Algunos se equivocan por temor a equivocarse", Ephraim Lessing

Dicen que los peores errores son los que no cometemos; porque gracias a ellos aprendemos a conocernos a nosotros mismos, a los demás y a comprender la vida.
El error forma parte del aprendizaje y conocimiento de la vida. El nos ayuda a crecer, a madurar y a avanzar, como seres humanos y como sociedad.
Nos habla de nuestra capacidad de elegir, de nuestra libertad de elección, de nuestro derecho a equivocarnos.

Pero sería un error olvidar las obligaciones para con él: la de rectificar y pedir disculpas, porque "Errar es de sabios"
Y deshacerse de la vieja piel, como las largartijas, y cambiar de actitud es, probablemente, lo más sensato.


.

jueves, 3 de junio de 2010

Todos necesitamos cariño


La fuente del amor está en lo profundo de nosotros y podemos ayudar a otros a sentirse felices. Una palabra, una acción o un pensamiento pueden reducir el sufrimiento de otra persona y traerle alegría. Una palabra puede aportar comodidad y confianza, destruir la duda, ayudar a alguien a evitar un error, reconciliar un conflicto o abrir la puerta a la liberación. Una acción puede salvar la vida de la persona o ayudarle a aprovechar una oportunidad única.

Thich Naht Hanh


Estamos muy faltos de amor y de cariño.

Seres solitarios, cada cual vagando en sus pensamientos, nadando en sus nostalgias, vagabundeando en las tristezas. Gentes ávidas de abrazos, de afectos compartidos, de palabras generosas.

Gentes educadas para ser fuertes, independientes emocionalmente; controladas en sus emociones. Para llorar en silencio y en soledad.

Pero tan solo hace falta dar un poco de amabilidad, regalar una sonrisa u ofrecer una pizca de afecto y atención, para que la gente abra sus corazones de par en par.

Y es que como dijo el
Dalai Lama

Al principio de nuestra vida, y una vez más cuando envejecemos, nos hacen falta la ayuda y el cariño de los demás. Desgraciadamente, entre estos dos periodos de nuestra vida, durante el tiempo en el que somos fuertes y capaces de cuidar de nosotros mismos, descuidamos el valioso cultivo del cariño y de la compasión. Puesto que nuestra propia vida comienza y termina con necesidad de afecto, ¿no sería mejor que practicásemos la compasión y el amor hacia los demás mientras somos fuertes y capaces?


.

domingo, 30 de mayo de 2010

Hienas casi humanas


Llegan sigilosas, por la espalda, con una palabra siempre amable, halagadora, y ojos golosos, seductores... con la dentellada siempre a punto.

La guardia siempre en alto. Atentos al peligro. Pendientes de su sombra. Porque cuando muerden a su presa ya no la sueltan hasta que la destrozan, sin ninguna piedad.


.

sábado, 22 de mayo de 2010

Eres... únic@


Me miro en el espejo.

No soy la más guapa, tampoco la más fea; no soy ancha ni estrecha, seguro que no soy la más alta, pero bajita tampoco. Puede que mis ojos no sean los más bellos, pero tienen su chispa... Soy única, para bien y para mal. Y como todo lo que es único es especial, pues yo soy especial.


Frente al espejo.

Arriba la autoestima. Dedicate quince minutos al día. Mirate una vez, dos, tres, las veces que quieras; quince minutos dan para mirarse unas cuantas veces.
Éste es tu cuerpo y es@ del espejo eres tu. Es tu mayor propiedad, lo realmente intransferible.
Mirate con cariño e irradiarás armonía, la clave de la atracción.
Sientete orgulloso de todo lo que de bueno tienes y date un poquito de tiempo con las pequeñas imperfecciones, también son tu y también llegarás a amarlas.

Vístete de ánimo.

Abre tu armario y escoge con detalle tu vestuario.
Combina prendas y complementos según el estado de ánimo que te apetezca tener. Los colores también influyen en las emociones: el rojo estimula, el verde activa de forma relajada, los oscuros reducen el ánimo...

Un poco de música.

Pon tu música favorita, una canción que te anime, una melodía que te relaje o aquella que te pone las pilas.
Las palpitaciones de nuestro corazón y la respiración tienen ritmo.
Decia Nietzche que "sin música la vida sería un error".

.

lunes, 10 de mayo de 2010

La envidia



Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Esta huía rápido y con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.
Huyo un día, y ella no desistía, dos días y nada...En el tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:
- ¿Puedo hacerte una pregunta?
- No he tenido este precedente con nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar...
- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
- No
- ¿Yo te hice algún mal?
- No
- Entonces, ¿Porqué quieres acabar conmigo?
- Porque no soporto verte brillar...



Es probable que en alguna ocasión nos hayamos preguntado cuál es el motivo por el que algunas personas nos convierten en el blanco de sus envidias, sin que nosotros sintamos que hemos hecho nada por merecer sentimiento tan negativo.

El psicólogo y psiquiatra español Enrique Rojas aconseja: "los que se sientan blanco de envidias de compañeros de trabajo, de estudio, vecinos, amigos y hasta de familiares, deben saber que lo más importante es preservarse, no exponerse a situaciones que provoquen y agudicen ese sentimiento; entender que el envidioso no puede dominar lo que le pasa, es una situación que le genera sufrimiento e insatisfacción "

Con un poco de empatia no es difícil comprender al envidioso y sentir cierta tolerancia por sus malsanos sentimientos, pero no siempre es fácil estar a salvo de la envidia que podemos provocar en el otro; entre otras cosas, porque no es fácil descubrir al envidioso, que a menudo se camufla en una apariencia amable y cariñosa delante nuestra, pero que a la vuelta, nos "apuñala" sin piedad.

La envidia nace de un sentimiento de carencia, que puede ir desde la belleza, el amor, el éxito, los bienes materiales, la fama... por eso una persona puede ser hermosa, acaudalada, exitosa y sin embargo sentir envidia.

El filósofo español Miguel de Unamuno sintetizó este sentimiento con crudeza. "La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual".

Más de una vez he escuchado(y puede que hasta dicho)la expresión:" tener envidia sana" , para mi es una confusión con la admiración; sentimiento muy distinto, porque quien admira se alegra de los éxitos ajenos, pero quien envidia se alegra de los fracasos ajenos y padece los éxitos de aquellos a los que envidia.

Es lamentable que muchos prefieran escuchar nuestras frustraciones, nuestras penas y sinsabores antes que nuestros éxitos; imagino que es una forma de consolarse de la propia decadencia, porque siempre va a ser más fácil superar a un fracasado que a un exitoso.


.

sábado, 24 de abril de 2010

ADELANTE



Justo en el momento en que empezaba a encontrar oscuridad hasta en el sol de mi ciudad.
Justo en el momento en el que la resignación consumia cada dia mi ilusión.
Apareces tú y me das la mano y sin mirarme te acercas a mi lado, y despacito me dices susurrando que escuche tu voz.

Adelante por los sueños que aún nos quedan, adelante por aquellos que estan por venir, adelante porque no importa la meta, el destino es la promesa de seguir.

Adelante por los sueños que aún nos quedan, adelante por aquellos que estan por venir, adelante porque no importa la meta, el destino es la promesa de seguir.Adelante.

Justo en el momento en que empezaba a sospechar que la ilusión me abandonó sin avisar. Justo en el instante en que empezaba a olvidar, a atreverme a imaginar a inventar.
Apareces tú y me das la mano y sin mirarme te acercas a mi lado, y despacito me dices susurrando que escuche tu voz.

Adelante por los sueños que aún nos quedan, adelante por aquellos que estan por venir, adelante porque no importa la meta, el destino es la promesa de seguir.
.

Cuántas veces acontecimientos imprevistos nos obligan a retrasar nuestros proyectos, abordarlos de un modo distinto o incluso hacernos renunciar a ellos. No importa que el camino sea más difícil de lo previsto, lo importante es mantener el rumbo y la confianza en nosotros mismos. Animarnos con un ¡¡¡ ADELANTE !!! porque cada día es una nueva oportunidad para conseguir nuestros sueños.


.

sábado, 17 de abril de 2010

Indiferente indiferencia


...La indiferencia es el "apaga y vamonos" de la convivencia, el amianto que nos protege de los fuegos con los que otros quieren asar y condimentar nuestros sentimientos y devenires. Porque el amor y el odio, aunque sea desde extremos bien opuestos siempre aproximan, porque lo único que definitivamente separa es la indiferencia.

Luchar contra lo que no interesa es una opción muy personal. Pero la lucha muchas veces provoca la contrarréplica, el uno frente al otro, la rueda de las malditas historias interminables.

La indiferencia es envolverse de la suficiente indignación para irse sin ruido, recuentos ni historia. Es el adiós de boca cerrada, aquella en la que, como dice el dicho popular, no entran moscas.

Ángela Becerra



Opino que no hace daño quien quiere, sino quien puede. No nos podrá hacer daño aquel ante el que nos mostramos indiferentes, aquel que no es capaz de despertar en nosotros querencias, pero tampoco rencores ni odios. La indiferencia es el muro de hormigón de los sentimientos.

Lamentablemente ese muro hay quien también lo levanta ante las calamidades y sufrimientos ajenos, como un impermeable que evita que cale en sus sentimientos.
Una actitud que a veces tan solo es el escudo que esconde las fisuras emocionales y afectivas de quien lo porta.

.

jueves, 8 de abril de 2010

Homenaje a Miguel Hernández


Uno de mis poetas preferidos es Miguel Hernández. En este año se cumple el centenario de su nacimiento y muchos son los homenajes que se están haciendo a su persona. Me gustaría aportar mi pequeño granito de arena trayendo al blog uno de los poemas que más me gustan de cuantos escribió:

LA NANA DE LA CEBOLLA

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

Dedicadas, desde la cárcel, a su hijo, después de recibir una carta de su mujer en la que le decía que no comía más que pan y cebolla.


.

viernes, 2 de abril de 2010

¿Solidaridad?


Cuenta la leyenda que cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada en torno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, a cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado: Tenían que comer con palillos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.

Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo. Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara desencajada; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados. Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar con los largos palillos al que tenía enfrente.


En una sociedad que adolece de falta de valores, según las continuadas quejas de los ciudadanos, la solidaridad, tal vez sea uno de los valores en alza y con más prestigio social. Sin embargo, para mi, es la muestra más clara de la creciente hipocresía social.

Ante grandes catástrofes, tipo Haiti o Chile, hay una gran movilización solidaria, empezando por los gobiernos y artistas más renombrados, lo que crea una corriente empática/simpática que nos hace que todos nos pongamos en movimiento y mostremos nuestro lado más amable y solidario con las victimas. Eso está muy bien. Nuestras conciencias quedan satisfechas y calladas.

Pero ¿qué pasa en el día a día? Es creciente el número de personas "abandonadas" que viven a nuestro lado, gentes con muchas carencias, junto a las que pasamos sin apenas percatarnos de su presencia, sin preocuparnos por sus circunstancias y adversidades.

Hemos llegado a un punto en el que sentimos un gran pudor por la intimidad, propia y ajena. Nos recluimos en nuestra parcela personal, ya sea en nuestros hogares, en nuestro área de trabajo, en nuestro entornos social... y tal vez por un mal entendido "respeto a la intimidad ajena" , nos desentendemos de los que están fuera de ella; incluidos, en muchas ocasiones, nuestros propios ancianos y familiares, vecinos,conocidos... en situaciones adversas.

.

martes, 23 de marzo de 2010

No culpes a nadie


Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tú has hecho lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote. El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.

Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala. De una manera u otra es el resultado de tus actos y prueba que tú siempre has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como la causa de tu futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo, piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin eliminarlos morirán.

Aprende a nacer desde el dolor, y a ser más grande que el más grande de los obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo y serás libre y fuerte y dejaras de ser un títere de las circunstancias porque tu mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer. TU eres parte de la fuerza de tu vida; ahora despiertáte, lucha, camina, decídete y triunfaras en la vida; nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

PABLO NERUDA



Parece mentira que Neruda escribiera este texto hace tantos años y que aún hoy en día, después de tantos cientos, miles, de libros de autoayuda, sus palabras nos sigan sirviendo para la autoreflexión y convencimiento de cuanto podemos hacer por nosotros mismos.

Pienso, como Neruda, que somos los únicos artífices de nuestro destino y por tanto responsables de cuanto nos sucede y de cuanto nos sucederá en la vida; muy pocas circunstancias escapan a nuestro poder de decisión sobre ellas.

Podemos malgastar la vida en lamentaciones, podemos culpar a los demás o a nosotros mismos de nuestros fracasos y no salir de ahí, podemos hundirnos en los miedos o quizás esperar a que el azar nos solucione las cosas ... Pero si no nos decidimos por coger las riendas de nuestra vida y afrontarla, en la confianza, de que podemos vencer cuantos obstáculos se nos presenten, entonces la vida decidirá por nosotros; sin preguntarnos si estamos o no de acuerdo.

.

sábado, 13 de marzo de 2010

Nos hicieron creer...


“Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente ante de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado. Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía, es más agradable.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno“: dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene nombre: anulación. Que sólo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable.

Nos hicieron creer que casarse es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los y las modelos y la gente con dinero son más amados.

Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz,la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.

¡Ah!, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto…… cada uno
lo va a tener que descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de ti, vas a
poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor…

… aunque la violencia, se practica a plena luz del día.


JOHN LENNON


Interesante reflexión.

Me parece que poco a poco todos fuimos descubriendo que aquello que nos hicieron creer no era cierto. Descubrimos que el amor es otra cosa: no tenemos que buscar mitades, sino enteros que nos enriquezcan y nos estimulen. Que la felicidad solo nos la podemos proporcionar nosotros mismos, porque nadie nos hará feliz si antes no nos damos permiso para serlo.
Descubrimos que amar es lo mejor que nos puede suceder en la vida y que podemos compartirlo con el mundo sin miedo a que nos averguencen por ello.

Aunque, me temo, que la violencia se sigue practicando a plena luz del día y muchos siguen sin ruborizarse.


.

martes, 9 de marzo de 2010

lunes, 8 de marzo de 2010

Mujer


Mujer, estela de futuro
apenas iniciada.

Tierra, semilla, surco abierto
que alberga la esperanza.

Mujer, memoria transitoria,
legado sin polillas,
expresión viva de todo lo que existe.

Si te atrevieras a empezar
un tiempo nuevo
si perdieras el miedo
por los siglos amasado…

Si dejaras que tu voz se levantara
por encima de los muros y fronteras
si te atrevieras, mujer,
a ser aliento y agua
tal vez acabarías con tantas soledades.

¡Ah! si quisieras
abrir puertas cerradas…
si no te cansaras
de poner macetas con geranios
en alguna ventana,
tus sueños volverían a ser sueños,
hechos de fuego, hechos de luz,
hechos de alas.


Dulce García Borges



El día de 8 Marzo está reconocido internacionalmente como el día de la mujer trabajadora. A mi no me gusta esta distinción, porque considero que todas las mujeres trabajan, con independencia de que lo hagan dentro de sus casas o fuera. Antes de trabajar fuera de mi casa lo hice dentro y sé que es un duro y arduo trabajo, que también merece ser reconocido.

He leido y oido opiniones en contra de celebrar un día señalado para la mujer. Yo considero que aún es muy necesario seguir reivindicando y luchando por los derechos de las mujeres, porque quedan todavía muchos paises donde la mujer sigue siendo una ciudadana de segunda o tercera categoría; donde todos sus derechos son pisoteados sin piedad.

Un día fueron unas pocas voces las que se alzaron, hoy somos millones y tal vez un día seamos todas. Solo entonces podremos sentirnos satisfechos, porque ese día todos los hombres y mujeres tendremos las mismas oportunidades e idéntica consideración.

sábado, 6 de marzo de 2010

Estados de ánimo


Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.


Mario Benedetti



La mente tiene la capacidad de cambiar de un estado de ánimo a otro de forma casi inmediata y, como bien sabemos, cuando eso sucede, todo alrededor también cambia.

Si asociamos un estímulo a un estado psicológico deseado, ese estímulo se convertirá en el “ancla” que traerá consigo el recuerdo de ese estado.

Un "ancla" puede ser cualquier cosa (olor, color, sabor, persona, paisaje, situación...) que atrae un estado emocional en forma espontánea.
Por ejemplo, un olor que nos lleva a un momento de nuestra infancia o una música que nos recuerda una relación afectiva, un aróma que nos recuerda a una persona...

Podemos crear esas "anclas" voluntariamente a base de ir repitiendo la asociación del ancla con el estado emocional deseado; incluso a veces ni siquiera es necesario repetirla porque la emoción o el estímulo es suficientemente fuerte como para hacer la asociación por si sola.

.

domingo, 28 de febrero de 2010

No es lo que parece




Me parece que lo que se plantea en el video es del todo cierto; aunque lo haga de una forma tan cómica. Tenemos tendencia a juzgar demasiado rápido a los demás: por su forma de hablar, por la forma de actuar, por su apariencia... sin darles tan siquiera el beneficio de la duda.

Dice el refrán que " el hábito no hace al monje" y sin embargo, la primera impresión es la que cuenta; de eso sabemos mucho quienes hemos tenido que hacer entrevistas de trabajo; en algunos casos llega a ser más importante incluso que el C.V. o la entrevista en si.

Se estima que en tres o cuatro minutos decidimos si una persona nos agrada o no, si queremos o no mantener una relación con ella; es decir, "etiquetamos" a la gente.

¿Cuántas veces nos habremos equivocado? ¿Cuántas se habran equivocado con la etiqueta que nos han puesto?
A veces un mal día, los nervios, un actitud que lleva a errores, un mal entendido, etc pueden jugar una mala pasada y ofrecer una imágen negativa, difícil de superar, si no nos ofrecen u ofrecemos otra oportunidad.

Deberiamos de otorgar a las personas un tiempo prudencial para poder conocerlas, para saber cómo son más allá de su apariencia, en lugar de juzgarlas precipitadamente.

martes, 23 de febrero de 2010

Distancias


He descubierto que existe una losa entre tu y yo.
No recuerdo cuándo empezó a levantarse
o tal vez sí ; creo que prefiero ignorarlo.
No se ve, solo cuando acerco mi mano la siento:
fría, dura, impenetrable.

A veces, solo a veces,
dejo mi mano posada sobre ella
con la esperanza de hallarte al otro lado,
anhelando que mi calor la haga más débil.
Me consta que tu también lo intentas;
en alguna ocasión he notado cierta tibieza.

Llegará el día de la certera lejanía
y quedará como mudo testigo de nuestra distancia,
como doloroso recuerdo de afectos perdidos,
como reproche a nuestra incapacidad.


Entonces, es posible que derramemos sobre ella nuestra impotencia,
que volvamos en busca del tibio aliento al otro lado,
aun sabiendo que solo hallaremos el frío vacío.

Entonces será tarde y hoy sigue levantada entre nosotros
fría, dura, impenetrable y, sobre todo, dolorosa.


Carmen.

.

lunes, 15 de febrero de 2010

EL ÉXITO COMIENZA CON LA VOLUNTAD




Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar
pero no puedes,
no lo lograrás.

Si piensas que perderás, ya has perdido,
porque en el mundo encontrarás
que el éxito comienza
con la voluntad del hombre.

Todo está en el estado mental.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado,
antes de haber su trabajo empezado.

Piensa en grande y tus hechos crecerán.
Piensa en pequeño y quedarás atrás.
Piensa que puedes y podrás.
Todo está en el estado mental.

Si piensas que estás aventajado, lo estás.
Tienes que pensar bien para elevarte.
Tienes que estar seguro de ti mismo,
antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana
el hombre más fuerte, o el más ligero,
porque tarde o temprano, el hombre que gana,
es aquél que cree poder hacerlo.

RUDYARD KIPLING
Premio Nobel de Literatura 1907
(1865-1936)




Puede que el secreto para conseguir el éxito sea tan solo, y nada más y nada menos, que una cuestión de actitud mental frente a la vida. Creer que se puede y desoir todo aquello , y a todos aquellos, que nos aparten de nuestro objetivo.

"Nadie ha fracasado mientras pueda empezar de nuevo. No hay fracaso posible en una lucha que tiene por objeto adquirir lo que con justicia deseamos en la vida".

"Cuando comprendas que tienes derecho de triunfar, triunfarás. Cuando comprenda que tienes el derecho de poseer, poseerás..." Adolfo Torres.

domingo, 14 de febrero de 2010

Dos palabras




Esta noche al oído me has dicho dos palabras
Comunes. Dos palabras cansadas
De ser dichas. Palabras
Que de viejas son nuevas.

Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
Filtrando entre las ramas
Se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras
Que una hormiga pasea por mi cuello y no intento
Moverme para echarla.

Tan dulces dos palabras
—Que digo sin quererlo— ¡oh, qué bella, la vida!—
Tan dulces y tan mansas
Que aceites olorosos sobre el cuerpo derraman.

Tan dulces y tan bellas
Que nerviosos, mis dedos,
Se mueven hacia el cielo imitando tijeras.
Oh, mis dedos quisieran
Cortar estrellas.


Alfonsina Storni.


Deseo que hoy salgan de vuestros labios esas dos palabras. Que hoy vuestros oidos reciban esas dos palabras comunes, que cansadas de ser dichas, de viejas suenan nuevas.

.

jueves, 11 de febrero de 2010

Compartir la vida


Dos hombres gravemente enfermos ocupaban la misma habitación de hospital. Ambos debian permanecer en la cama, pero uno de ellos tenía autorización para incorporarse durante una hora cada tarde, mientras su compañero de infortunio tenía que permanecer acostado.

Puesto que la cama del primer hombre estaba situada junto a la ventana, aprovechaba el tiempo en el que podía sentarse para mirar fuera y describir a su amigo todo lo que ocurría en el exterior.

La habitación daba a un parque con un magnífico lago. Los patos y los cisnes jugaban en el agua mientras los niños hacian navegar sus barcos de juguete. Los jóvenes enamorados caminaban del brazo. Todo era hermoso y bucólico. Durante una hora, el hombre sentado se lo describía todo a su compañero, con mucho detalle.

Aquel momento embellecia la jornada. Ambos hombres lo aprovechaban para contarse sus recuerdos, hablar de los hijos y de la familia... Mientras ambos olvidaban su enfermedad y aquello endulzaba un poco su desgracia.

Con el paso de las semanas, aquella cita de media tarde se convirtio en una especia de recompensa que alegraba su vida cotidiana.

Cuando llegaba la hora, la magia narrativa volvia a comenzar. El hombre describia las flores, los árboles, intentando adivinar su variedad, a los niños que jugaban con la arena, la vista de la ciudad a lo lejos. Escuchando aquelllos detalles, el otro cerraba los ojos de felicidad imaginando aquelllas hermosas y pintorescas escenas.

La vida transcurria así. Pero, cierta mañana, la enfermera entró en la habitación y descubrió que el hombre que estaba junto a la ventana había fallecido en su sueño.

Entristecida hizo que la ayudaran para trasladar el cuerpo ante los ojos de su vecino que lloró la desaparición de su amigo.

Cuando sintió que el momento era adecuado, solicitó si podian colocarle en la cama junto a la ventana. La enfermera se sintió feliz al complacerle y tras haberse asegurado de que estaba confortablemente instalado, le dejó solo.

Lentamente se incorporó sobre un codo para echar una primera ojeada al exterior. Tendría por fín la la alegría de ver por si mismo todo lo que su compñaro le había descrito tan bien ... ¡ Pero sólo vio una pared !

¿Por qué su desaparecido compañero le había descrito tantas maravillas si no habia nada? le preguntó a la enfermera.

"Sin duda para darle valor- respondió ésta sonriendo pues tal vez usted no lo supiera, pero era ciego"


La moraleja de esta historia es que a pesar de las propias preocupaciones produce una inmensa felicidad hacer gozar a los demás. Y es que la pena compartida divide por dos el dolor, en cambio la alegría compartida es doble.

.

domingo, 7 de febrero de 2010

Soledad

Ilustración: Kelly Vivanco

La soledad es bella, cuando se está en paz consigo mismo. Te ofrece la oportunidad de conocer a ese ser que ignoras dentro de ti, porque es un espejo que no miente. Y aunque a veces resulte ingrata, y hasta dolorosa, si la reconoces y la aceptas gustarás de su compañia; aunque has de evitar enamorarte de ella, porque corres el riesgo de que corte tus alas y te impida volar.


.

viernes, 5 de febrero de 2010

El pan del alma


Cuenta la leyenda que Prometeo, el titán creador de la humanidad, regaló secretamente a los mortales el fuego que había robado del Olimpo y los conocimientos que habia recibido de Atenea.
Al enterarse Zeus, el dios supremo, se enfureció de tal manera que lo encadenó a una columna y lo torturó salvajemente. A continuación, Zeus mandó a la bella Pandora a la Tierra con una bonita caja en la que antes había guardado todas las desgracias y calamidades humanas. Mas Zeus estaba tan ofuscado por la furia, que en un descuido también escondió en la caja la esperanza. Un día Pandora destapó la caja por curiosidad y de inmediato salieron de ella todos los males y atacaron a los mortales. Afortunadamente, cerró la caja antes de que escapara la esperanza, el único consuelo que le quedó a la humanidad
.


Todos nuestros proyectos de futuro, nuestras espectativas, ilusiones, planes, se alimentan de la esperanza; sobre todo en los momentos de adversidad y crisis.
A veces se trata de una esperanza "general"; pensamos que el género humano o nuestros gobernantes o la Naturaleza, nos proveerá y sacará de la adversidad; eso es lo que yo llamo " agarrarse a un clavo ardiendo"; aunque clavo al fin y al cabo.

La otra esperanza se basa en la fuerza de voluntad, en la confianza en el trabajo, en el esfuerzo particular por conseguir lo que anhelamos o por encontrar la salida más adecuada a los problemas. Por descontado, quien más tesón y empeño pone en su búsqueda, más posibilidades tiene de que se cumplan sus esperanzas.

Es cierto que no resulta nada sencillo mantener la confianza y no dejarse arrastrar por la adversidad, pero por arduo que pueda parecernos nunca deberiamos dejar de alimentar el alma y esta se alimenta, entre otras cosas, de esperanzas.


"La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes" Lu Xun

.

martes, 26 de enero de 2010

La boca


LA BOCA

Boca que arrastra mi boca:
boca que me has arrastrado:
boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.

Alba que das a mis noches
un resplandor rojo y blanco.
Boca poblada de bocas:
pájaro lleno de pájaros.
Canción que vuelve las alas
hacia arriba y hacia abajo.
Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,
das a la grama sangrante
dos fúlgidos aletazos.
El labio de arriba el cielo
y la tierra el otro labio.

Beso que rueda en la sombra:
beso que viene rodando
desde el primer cementerio
hasta los últimos astros.
Astro que tiene tu boca
enmudecido y cerrado
hasta que un roce celeste
hace que vibren sus párpados.

Beso que va a un porvenir
de muchachas y muchachos,
que no dejarán desiertos
ni las calles ni los campos.

¡Cuánta boca enterrada,
sin boca, desenterramos!

Beso en tu boca por ellos,
brindo en tu boca por tantos
que cayeron sobre el vino
de los amorosos vasos.
Hoy son recuerdos, recuerdos,
besos distantes y amargos.

Hundo en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado.

He de volverte a besar,
he de volver, hundo, caigo,
mientras descienden los siglos
hacia los hondos barrancos
como una febril nevada
de besos y enamorados.

Boca que desenterraste
el amanecer más claro
con tu lengua. Tres palabras,
tres fuegos has heredado:
vida, muerte, amor. Ahí quedan
escritos sobre tus labios.


Miguel Hernández

viernes, 22 de enero de 2010

¿Qué es peor?


Hay que ver cómo nos gusta complicarnos la vida a las mujeres. Siempre tomando decisiones trascendentales.

Quienes penseis que ya vais necesitando gafas, pero por aquello de la coqueteria creeis que merece la pena sacrificar la vista; podeis pinchar sobre la imágen para verla, y leerla, mejor. Os comprendo.


.

sábado, 16 de enero de 2010

En busca de la ilusión


No hay que sustituir la ilusión por esos pésimos actores secundarios: el positivismo o el conformismo. Hay que aceptar la realidad y a uno mismo con sus limitaciones, pero no hay que dejar de escuchar lo que nos dice el corazón, esas cosas que te hacen vibrar. Y cuando pierdes la ilusión, tienes que pararte e intentar recordar qué es lo que en algún momento te hizo vibrar y reconducir tu vida hacia eso. [...]

La ilusión no sólo es proyectarte hacia el futuro pensando que aquello que deseas algún día se hará realidad, sino alimentar el presente con ilusión. La ilusión no huye del presente, significa estar en tu camino, haciendo lo que tú quieres hacer. Tendemos a pensar que la ilusión es una huida del presente.[...]

¿Qué ejercicio propone para conseguir vivir ilusionado?

La conciencia, tomar conciencia cada día de cómo estás, de cómo te sientes y ser consciente de que tú eres algo más que eso que estás sintiendo. Tendemos a identificarnos con nuestras emociones, pero nosotros somos algo más que nuestras emociones, así que podemos transitar por ellas y decidir si queremos seguir estando tristes o cambiar


Josep López



No son pocas las ocasiones en que nos dejamos llevar por la cotidianeidad, en una suerte de cadenciosa rutina, repitiendo las mismas cosas, como autómatas, abandonandos a los mismos sentimientos, girando una y otra vez sobre idénticos pensamientos. Con la incómoda sensación de "haber perdido el Norte". Arrastrando, en definitiva, un día tras otro la desilusión.

Nos aconseja Josep Lopez que en estas circunstancias, volvamos la mirada hacia nuestro corazón, hasta averiguar qué es lo que nos hace vibrar y, una vez averiguado, que encaminemos nuestros pasos en su busqueda.

No es nada fácil la tarea que nos sugiere (casi siempre la teoría resulta sencilla, pero la práctica complicada) porque implica romper hábitos, enfrentarnos a presiones internas y externas, transformar pensamientos, plantarle cara a la adversidad; en definitiva, luchar y pelear para devolver la ilusión a nuestra vida.

Creo que, a pesar de las dificultades, a pesar de que en ocasiones pueda resultar una tarea titánica, merece la pena llevarla a cabo. Encontrar la meta que justifica nuestros esfuerzos y da sentido a nuestra vida; de lo contrario llegaremos al final de nuestros dias con la sensación de haber pasado por la vida sin haberla vivido siquiera o, peor aún, de haberla malgastado.

Una conversación entre amigos, un apetecible paseo, una tarde compartida...

sábado, 9 de enero de 2010

Hombres y mujeres, y viceversa


Hay pocas cosas más enriquecedoras que el amor compartido con la pareja. Y, sin embargo, hemos de reconocer que, en general, nos cuesta entendernos; nos resulta harto complicado descifrar el mundo afectivo de hombres y mujeres, porque tendemos a pensar, y actuar, como si ambos mundos fuesen iguales o al menos,similares.

La mujer es más abierta en sus afectos, está acostumbrada a expresarlos en público. Los hombres, debido a la educación recibida durante generaciones son mucho más cerrados a la exposición de sus afectos, tienen más miedo que la mujer a la intimidad, pero también tienen la necesidad de compartir sentimientos y pensamientos.

Como dice M.Jesús Álava en su libro Amar sin sufrir "Los hombres y las mujeres tenemos pocas cosas en común: nuestra sensibilidad, nuestra sexualidad, nuestras necesidades, nuestra forma de vivir son distintas. Por eso, uno de los principales problemas que surgen en las relaciones es que las mujeres pedimos a ellos que sientan y reaccionen como hacen ellas, y los hombres les piden a las mujeres que se comporten, piensen y analicen como si fueran hombres"

A menudo nos preguntamos (y le preguntamos) qué es lo que busca en nosotros, qué es lo que esperamos de el/la otra.


La mujer espera que él la escuche, que la acompañe, pero no que intente resolverle los problemas, porque ella misma (si su autoestima está bien) se siente capaz de resolverlos.

No necesitamos a alguien que sea igual a nosotras, que opine y haga lo que hacemos nosotras, sino a alguien que nos complemente.

Buscamos a alguien que nos quiera,que nos proporcione afecto y seguridad emocional.

Necesitamos saber que podemos confiar en esa persona y que está dispuesto a compartir.

Nos gusta alguien tierno en la cama, que disfrute y nos haga disfrutar desde la caricia hasta el orgasmo.

Los hombres necesitan sentirse admirados y valorados por su pareja.

Al hombre le cuesta mucho "leer entre lineas" (algo que las mujeres dominamos) Ellos son más de "ir al grano". Por eso espera que la mujer le diga qué es lo que espera y necesita de él. Quiere que la mujer le pida cosas que él pueda darle, no aquellas que son inalcanzables par él.

Desea que la mujer le valore por lo que es, no por lo que a ella le gustaria que fuese (Ser sinceras ¿cuántas de vosotras, pasado un tiempo, no tratais de "hacer reformas"?)

La dependencia les asfixia; como a la mujer,les gusta ser respetados en su libertad.

El hombre necesita ser deseado y poder satisfacer completamente en el terreno sexual a la mujer. Para él, el sexo es fundamental, indicador de que existe una buena relación de pareja. Le gusta tomar la iniciativa, pero también le excita que ella tome la iniciativa como sinómimo de que le desea.


.

martes, 5 de enero de 2010

Y de nuevo llegó la Magia.


Cerraba con fuerza los ojos, bien apretados, más los nervios no me dejaban dormir. Llamaba desde mi cama a mi hermana por saber si estaba aún despierta o dormida ya, hasta que no llegó respuesta alguna, señal de que había conseguido el ansiado sueño. Estar dormida era la única condición.

Todo estaba en calma, salvo mi madre que, ajetreada en la cocina, tendía la ropa. Y de repente, ocurrió.
Oí clara y nitidamente cómo le decia a la vecina que ya estabamos dormidas y que, cuando acabase de tender la ropa, iba a ponernos los regalos de Reyes debajo del árbol. Fué el instante en el que la mágia calló y se hizo mil añicos.

Pasaron muchos años en los que seguia poniendo mis zapatos bajo el árbol con la ilusión de encontrar un regalo más o menos esperado, pero la mágia se habia esfumado.

Hasta que aparecieron mis hijos y con ellos llegó de nuevo.
Las primeras letras, casi garabatos aún, en la carta a los Reyes Magos, los zapatos limpios bajo el árbol, turrones y dulces para los Reyes y agua para sus camellos, el nerviosismo por ir pronto a la cama y no tardar demasiado en dormir, las primeras preguntas de madrugada por saber si habian llegado ya, la impaciencia y el salto al pasillo sin atreverse a entrar en el salón, asomar timidamente cogidos de la mano, los gritos emocionados, los requerimientos urgentes de la presencia de papá y mamá.Sorpresa. Alboroto. Alegría. Entusiasmo. Felicidad.¡¡¡ Mágia!!!


Como decía el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss: “No mantenemos la creencia en Papá Noel(Reyes Magos) únicamente para engañar a nuestros hijos. Su fervor nos reconforta y nos ayuda a creer que un mundo de generosidad sin contrapartida no es absolutamente incompatible con la realidad”. Quizá con ellos volvemos a ser niños otra vez, a recordar que un día vivimos en un mundo feliz, donde la realidad no pone cortapisas a nuestros deseos,ni límites a nuestras fantasias.

Una noche más invocaré a la Magia, a la Ilusión o la Fantasia. Pondré mis relucientes zapatos bajo el árbol y esperaré nerviosa la llegada de sus Majestades Reales.

"Ya vienen los Reyes Magos"

viernes, 1 de enero de 2010

Haciendo propósitos para el 2010


Los comienzos de año son como las agendas por estrenar; las inmaculadas hojas nos invitan a escribir con trazo firme y elegante todo un listado de buenos propósitos.

Sobre el escritorio desde el que escribo tengo colgado un poema atribuido a Pablo Neruda, para que me recuerde cada día las cosas que son verdaderamente importantes en la vida.

No encuentro mejor lista de buenas intenciones para el año que hoy estrenamos que seguir estas recomendaciones hasta conseguir cumplirlas todas y cada una.


Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.


Deseo que el 2010 sea un buen año para todos y que se cumplan todos vuestros buenos propósitos.

.