sábado, 13 de marzo de 2010

Nos hicieron creer...


“Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente ante de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado. Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía, es más agradable.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno“: dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene nombre: anulación. Que sólo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable.

Nos hicieron creer que casarse es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los y las modelos y la gente con dinero son más amados.

Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz,la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.

¡Ah!, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto…… cada uno
lo va a tener que descubrir solo. Y ahí, cuando estés muy enamorado de ti, vas a
poder ser muy feliz y te vas a enamorar de alguien.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor…

… aunque la violencia, se practica a plena luz del día.


JOHN LENNON


Interesante reflexión.

Me parece que poco a poco todos fuimos descubriendo que aquello que nos hicieron creer no era cierto. Descubrimos que el amor es otra cosa: no tenemos que buscar mitades, sino enteros que nos enriquezcan y nos estimulen. Que la felicidad solo nos la podemos proporcionar nosotros mismos, porque nadie nos hará feliz si antes no nos damos permiso para serlo.
Descubrimos que amar es lo mejor que nos puede suceder en la vida y que podemos compartirlo con el mundo sin miedo a que nos averguencen por ello.

Aunque, me temo, que la violencia se sigue practicando a plena luz del día y muchos siguen sin ruborizarse.


.

23 comentarios:

la gata dijo...

Un post muy interesante... y tan cierto...
El amor es hermoso y sólo cuando nos sentimos completos, estamos capacitados para disfrutarlo y compartirlo.
La violencia, hoy en día, resulta dramáticamente gratuita.
Besos

emilio dijo...

Si ya lo dijo Lennon y acertó en su propia persona...

El amor yo a los 40.
Si fuera verdad lo de la media naranja, hace días que estaría consumido..., pues no me ha dado vueltas la vida.

Reflexionando, la independencia es eso, uno mismo, luego existen las asociaciones, por amor, interés o lo que sea... eso es lo cierto.

Un abrazo amiga.

anjali dijo...

Que bonito!!!
No sabia que John Lennon había escrito esto! Me encanta y lo comparto totalmente!

Yo siempre he creido que las cosas eran tal que así, quiza por eso he ido un poco de culo por la vida. Primero empiezas joven, revelde, diciendoles que estan equivocados y te pegas un morrón que te deja sin dientes. Recoges dientes y orgullo y aprendes a jugar su juego sin que consigan hacerte cambiar tus ideas, esperando el momento en que puedas abandonar su juego y ser tu misma sin ningun tipo de mascaras ni caretas.
Un besito bien fuerte.

Contrapunto dijo...

Nos hicieron creer tantas cosas que luego no fueron ciertas que a veces confundimos madurez con desengaño.
Madurar y desilusionarte porque los Reyes Magos no son quienes creíamos ,ni el ratoncito Pérez.

Íbamos a encontrar al príncipe azul y a ser felices y comer perdices.

Ilusiones infantiles que nos marcan de alguna forma.
Un beso

pluvisca dijo...

El amor , asi es, sin él, ¿qué hariamos?

¿Sabes? hay dias como hoy, que añoro compartir...

Un abrazo apretao mi niña

Flautista de Neón dijo...

Mi tan admirado John Lennon fué un gran defensor del amor verdadero, y gran defensor de la no violencia.

Unas bellas palabras, que la propia historia se ha encargado de desmostrar.

Pero por desgracia, esa violencia sigue estando presente en el día a día.

Un abrazo, Carmen, por la paz y el amor verdadero.

mErL dijo...

Me gustaría añadir a este post tan cierto.....La plublicidad nos hace creer...que consumiendo somos más felices, ella nos dice, no penseis vosotros, porque yo pienso por todos para que encontreís la felicidad.....y quien no puede seguir el ritmo se siente un desgraciado...quien se aparta de ella lo señalan....nos hicieron creer esto....

Un abrazo.

Tita dijo...

No lo conocía, absolutamente hermosas y ciertas palabras, sobre todo que nos escondemos para hacer el amor, y la violencia se practica a plena luz del día.

No sé por qué, al leerlo he pensado en mi padre. Una vez siendo yo pequeña, le vi llorar, y le dije "los hombres no lloran"

Él me miró muy serio, y me dijo, sí, hija, los hombres sí lloran.

Tuve suerte de tenerle. Mucha, mucha suerte...

Reflexiones de Emibel dijo...

Siempre John Lennon con su música, sus ideas, sus escritos y sus sueños.
Somos individuos y no quiero que nadie se quede con mi mitad.
El amor tiene fecha de caducidad y por ello es importante que tengamos nuestra independencia, se puede amar siendo libre, siendo uno.
Me ruborizo más ante una escena de violencia que ante una escena de amor y/o sexo.

Tu entrada....reflexiva como siemre, me quedo pensando
Besitos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
colibrí dijo...

No sabía que Lennon había escrto esto, pero cuánta razón tiene sus palabras y cuanta razón tienen las tuyas.
Tan condicionados por dichos y hechos que se han dicho siempre.

Y sobre todo querese a uno mismo.

Un gran besito para ti

Lilas dijo...

Como me gusta entrar a tu blog y escuchar esos primeros acordes de tan bella canción a la vez que leo entradas tan interesantes.!! Un abrazo!!

Carmen dijo...

La gata,

Así es, amar es darse al otro,comunicarse, desearse y compartirse desde la realidad de quiénes somos.

La violencia acompaña, por desgracia, al hombre; pero nunca como ahora parece tan gratuita; tienes razón. Tal vez debamos de empezar a preocuparnos por la creciente falta de valores en nuestra sociedad.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Emilio,

¿Quién le iba a decir que iba a tener una muerte tan violenta, verdad?

Nos hicieron creer que si no te casabas antes de los 30, te quedabas para "vestir santos" y, claro, te empujaban a casarte. Cuántas equivocaciones han venido por esas prisas y la inmadurez.

El amor no tiene edad; ahora lo sabemos.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Anjali,

Tampóco yo lo conocía, pero cuando lo descubrí me encantó y decidí compartirlo con vosotros. Merece la pena.

Por fortuna,y a pesar de todo, mantuviste tus ideas. Much@s otr@s las olvidaron y siguieron jugando a un juego que no les gustaba y, tal vez, para el que no se sentian capacitados.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Contrapunto,

¡Cuánta razón tienes!

A base de cuentos infantiles, de requerimientos continuos a un orden establecido, de enseñanzas sesgadas y erroneas nos hicieron creer que solo habia un modo de ver las cosas.

Cuántos desengaños, cuántas ilusiones rotas, cuántas vidas frustradas...

Hubo quién con los trozos rotos logró recomponer su vida, pero algunos quedaron rotos para siempre.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Pluvisca,

El amor es vida; sin él, no hay nada. Por eso, hay que buscarlo allá donde se encuentre y compartirlo.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Pues compartimos admiración por J. Lennon, Flautista. Como habrás visto y oido en mi otro blog, tengo canciones suyas.

Amor y Paz... algún día lo conseguiremos. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Merl,

No te falta razón. Hoy en día la publicidad es la que nos hace creer lo que es bueno o malo para la gente; lo que nos dá felicidad y bienestar. Todo consumo: Tanto tienes tanto vales y si no lo puedes tener serás un infeliz.
De ahí muchas frustraciones, desengaños, depresiones, ansiedades...

Creo que debemos ser conscientes de esa manipulación y luchar contra ella.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Tita,

Sí tienes mucha suerte por tener un padre como el tuyo. Está en tu vida, en tus recuerdos, a tu lado.

Un abrazo apretao.

Carmen dijo...

Emibel,

Tampóco yo quiero quedarme coja y que otro se lleve mi mitad jajaja
Quiero a alguien que me enriquezca, no que me mengue.

¿Crees que el amor tiene fecha de caducidad? Podemos dejar de amar a una persona concreta, pero no dejar de AMAR. Como dice mi amiga Tita, el AMOR no cesa nunca.

Nos ponian dos rombos en las pelis de amor y sexo; y en cambio las de violencia solian ser para todos los públicos. ¡ Cuánta incongruencia!

Un abrazo.

Carmen dijo...

Colibrí,

Por fortuna fuimos una generación que nos dimos cuenta de la falsedad de muchas creencias; rompimos algún que otro molde y al menos, no contribuimos a pasarselas a nuestros hijos. Reiventamos muchos "cuentos" dandoles a conocer realidades y reforzandoles su autoestima para que nadie les engañara con "cuentos chinos"

Un abrazo.

Carmen dijo...

Hola Lilas,

Me da mucha alegria encontrar tu comentario y me gusta que te guste este pequeño rincón del alma.

Un abrazo.