domingo, 7 de febrero de 2010

Soledad

Ilustración: Kelly Vivanco

La soledad es bella, cuando se está en paz consigo mismo. Te ofrece la oportunidad de conocer a ese ser que ignoras dentro de ti, porque es un espejo que no miente. Y aunque a veces resulte ingrata, y hasta dolorosa, si la reconoces y la aceptas gustarás de su compañia; aunque has de evitar enamorarte de ella, porque corres el riesgo de que corte tus alas y te impida volar.


.

9 comentarios:

pluvisca dijo...

Mira, la estoy empezando a disfrutar, aunque tienes toda la razón cuando dices que no podemos enamorarnos de ella...es sibilina y hay que ir con cuidado.

la soledad nos enseña, junto con el silencio, al ser que somos en realidad...y eso asusta muchas veces, por eso la mayoría huyen de ella y del silencio.

Bunea entrada Carmen.

La ilustración preciosa, la Vivancos es muy buena

Un abrazo apretaillo

emilio dijo...

Me atrae la soledad, sólo por su tranquilidad para ciertos momentos en que la necesitas, para reflexionar, para escribir o.... para ver un partido de futbol...jajajjaja


Un abrazo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Me gusta la soledad cuando la busco. La tengo muy olvidada. Un día de estos quedaré con ella.
Uno de mis mayores placeres: soledad en compañía de música de Bach.
Me gusstó la ilustración.
Besicos, preciosa.

Nota: Carmen, cielo, creo que no entendiste lo que quise exponer ó quizás me explique mal. Me gustan las críticas pero no las injurias, cielo.
Besos de nuevo.

Flautista de Neón dijo...

Cuanta razón tienes, Carmen.
Ahora, mi vida necesita esa soledad, para buscar dentro de mí algo que necesito para seguir adelante.

A veces me da la impresión que lees mis pensamientos al escribir tus posts.

Un abrazo, desde Canarias.

FABIA dijo...

Me gusta disfrutar de ciertos momentos en soledad, por ejemplo para escribir o escuchar música, pero si fuera continua no podria con ella.
Besinos.

Contrapunto dijo...

La Soledad y yo nos hemos hecho amgas, comparimos momentos, pero no nos gusta abuszr que donde hay confianza da "asco".
Un beso

Carmen dijo...

Cuánta razón tienes, PLUVISCA, muchas veces lo que nos da miedo es encontrarnos frente a frente con nosotros mismos, y no tener más remedio que descubrir lo que no nos gustaría saber.

Un abrazo apretao.

¡¡¡ Un partido de fútbol en soledad, EMILIO!!! Eso si que es raro,raro jajaja
A mi también me gusta la soledad y el silencio para reflexionar, leer, escribir...

Un abrazo, mañico.

Qué ocupad@s estamos EMIBEL, que hasta para quedar con la soledad tenemos que recurrir a la agenda.
Yo, con Vivaldi.

Sí entendí tu entrada. Entiendo tu reacción, pero, tal vez (nunca se sabe) mi reacción hubiese sido otra. Solo era una opinión más, jamás una crítica; espero que así lo entendieras.

Un abrazo apretaito.

FLAUTISTA,

Cuando las cosas se ponen un poquito difíciles me parece que es mejor pararse a reflexionar, con calma, cogiendo una cierta perspectiva de las situaciones y a poder ser en compañia de la soledad.

Todos pasamos momentos complicados en la vida.

Un fuerte abrazo y sabes que puedes contar conmigo siempre.

FABIA,

No, para siempre no. Hay que hacer de la soledad una conocida, no una amiga.

Un abrazo.

CONTRAPUNTO,

Ni amiga siquiera, conocida. Que hay amistades muy pesadas, de esas que no las echas ni con agua hirviendo.
La soledad es una visita, no un huesped.

Espero que pronto se te sane el alma.

Un abrazo apretaito, y te digo lo mismo que a Flautista.

ANJALI dijo...

Me encanta la soledad, el silencio, la paz, la tranquilidad, escuchar los sonidos del cosmos, hablar y escucharme a mi misma, reflexionar ...

No!!!! ... si al final va a resultar que soy rarita de verdad!!!

Un besito.

Carmen dijo...

Anjali,

La soledad buscada es una grata compañia, que además de entendernos, no suele cuestionarnos.
Aunque creo que lo mejor invitarla de cuando en cuando, porque como asidua acompañante creo que acabaria por agobiarnos.

Un abrazo.