domingo, 30 de mayo de 2010

Hienas casi humanas


Llegan sigilosas, por la espalda, con una palabra siempre amable, halagadora, y ojos golosos, seductores... con la dentellada siempre a punto.

La guardia siempre en alto. Atentos al peligro. Pendientes de su sombra. Porque cuando muerden a su presa ya no la sueltan hasta que la destrozan, sin ninguna piedad.


.

17 comentarios:

Teresa dijo...

Cuidado de las aguas mansas que de las reicias ya me cuidare yo...

besos

Reflexiones de Emibel dijo...

Uyssss yo conozco alguna de esas hienas humanas que citas.
Felicidades por tu entrada, me gustó cómo lo escribiste.
Un beso.

pluvisca dijo...

Anda que cuanta razón tienes...

Hay que estar atentos...tienen la garra preparada...y el veneno a flor de piel.

Menos mal que hay personas hermosas( como tu) que hacen que creas que la vida vale la pena

Un abrazo amiga mia

Tita dijo...

A mí me dan miedo. No sé defenderme si no es a la cara.
Menos mal que los buenos son más.

Un abrazo apretao

Contrapunto dijo...

Las hienas de cuatro patas matan para alimentarse a diferencia de las de dos que van a por su presa hasta destrozarla.

Diós nos libre de estas hienas.

Un beso

anjali dijo...

No se si sería capaz de reconocer a esas llenas o soy demasiado confiada...
Por suerte no me he encontrado con ninguna de ellas, aunque si te cuento un secreto, creo que mi guru me vigila y me protege de este tipo de gente... o al menos me echa un cable porque sabe que soy muy despistada.
Un besito.

anjali dijo...

No son llenas, son hienas.

emilio dijo...

Y hay tantas de esas...
Sabiéndolo y todo, que cuidado hay que tener con ellas.

Un abrazo.

Flautista de Neón dijo...

Miedo me da, que hieran a algunos de mis seres queridos, porque su dolor será mi dolor.

Debemos tener siempre los ojos bien atentos, para poder reconocer tan malos bichos.

Un abrazo, Carmen.

Carmen dijo...

Asi es, Teresa. Todos sabemos a qué atenernos con las aguas bravas; son peligrosas.
Con las aguas tranquilas, confiamos, pero a veces se vuelven torrentes que asolan todo lo que encuentran a su paso.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Gracias, Emibel.

A mi me gustaria no haberlas conocido nunca.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Gracias, Pluvisca.

Lo malo de este tipo de sujetos es que te hacen ser desconfiad@, pero como una vez dijeron en el foro: si matas a tus demonios, tal vez estes matando a tus ángeles (o algo así)
Más vale estar atentos al peligro sin meter a todos en el mismo saco. No sería justo.

Un abrazo

Carmen dijo...

Sí Tita, dan miedo porque núnca sabes en qué momento te van a saltar al cuello y si estarás lo suficientemente preparad@.

Un abrazo

Carmen dijo...

Contrapunto,

La verdad es que los animales tienen una conducta repugnante a nuestros ojos, pero no hacen más que sobrevivir.
Los depredadores humanos lo hacen por maldad. Creen que tienen derecho a tomar cuanto se les antoje.

Un abrazo

Carmen dijo...

Anjali,

Has tenido la suerte de que ninguno se cruce en tu camino, porque lo hubieras reconocido enseguida y pasado muy mal.
Son violadores de tu vida y tu mente.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Demasiadas, Emilio. Y demasiado astutas, siempre buscan la manera, la forma de salir indemnes y echar la culpa sobre su victima.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Ojo, Flautista. Es cierto que hay más caso de acosadores que de acosadoras, pero nadie está libre de estos malos bichos.

Un abrazo.