viernes, 27 de agosto de 2010

Todo pasa y todo queda



Como escribía el gran genio de la palabra Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.


Llego el tan ansiado tiempo de asueto y hoy, ya consumido, queda el regusto de lo vivido.

Decidí deshacerme del tiempo que marca el reloj y disfrutar del espacio y la compañia; sin prisas, sin limitaciones, sin propósitos o al menos con el sano propósito de no hacer nada, que como una vez leí, no es lo mismo que "hacer el vago".
La idea no es sentarse el día entero ante la tele o tumbarse todo el día en la toalla a la orilla del mar , desactivados de todo y de todos.
No hacer nada es conectarse a uno mismo y al mundo que nos rodea, procurando disfrutar y saborear de todo aquello que la vida nos ofrece. Dejandonos fluir.

Reencuentros con los amigos "del verano" ; amistad atípica donde las haya que no necesita de riegos continuos y donde el encuentro se toma en el punto en el que se dejó un año atrás, como si el tiempo no hubiese transcurrido.

El lujo del espacio y el tiempo compartido con la pareja, sin limitaciones durante unas pocas semanas.

Despertares sin prisas y anocheceres sin tiempo.

Deslumbrantes amaneceres y espectaculares ocasos, un deleite para los sentidos y un tesoro de inapreciable valor, más aún con el soplo de la brisa acariciando la piel.

El calor del hogar y la vuelta a la infancia con quienes, por fortuna, aún siguen a nuestro lado.

Un regalo inesperado: una pequeña mascota que ha llenado los dias de alegría, regocijo y entretenimiento.

Fraternales momentos con complices recuerdos. Apretando lazos.

Idas y venidas, con sabor a poco y con deseo de más.

Todo eso y mucho, muchísimo más ha dejado en mi ese
pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar

.

14 comentarios:

pluvisca dijo...

Que bien lo explicas Carmencilla, eres única

me alegra leerte mi niña

un besazo

Tita dijo...

¡¡Hummmmmmm vienes recargada y se te nota!!!

Felicidades y ¡bienvenida!

Un abrazo apretaito

emilio dijo...

Así que han sido unas vacaciones geniales... me alegro mucho y veo que hasta una nueva mascotilla tienes, ya no la presentarás por aquí.
Feliz regreso amiga.

Un abrazo.

anjali dijo...

¡Que bonito!
A eso se le llama ¡Aprovechar el tiempo!!!!!!
Besitos.

Reflexiones de Emibel dijo...

Bienvenidaaaaaaaaa, estábamos huérfanos sin tí, sin leer esos textos que tanto me hacen reflexionar, sin las respuestas a los comentarios que, casi siempre, difieres de lo que opino (y que conste que me encanta, éso me enriquece).
¿Puedes cumplir un deseo? Me encantaría conocer a tu nuevo miembro de la familia?
Besicos, guapetona.

Contrapunto dijo...

Bienvenida a la cotidianidad.
es un lujo leerte.
Un beso

mErL dijo...

No hay mejor manera que empezar la rutina anual de los días, trabajo, casa etc etc, que venir con una carga super positiva, nueva, feliz, es lo más importante para caminar por la vida, como esos pequeños manjares que nos ofrece la vida en las pequeñas cosas que has sabido encontrar, saborear y disfrutar.
Un abrazo.

Carmen dijo...

GRacias Pluvisca por tu acogida. Me alegra "saberte" ahí.

Un abrazo

Carmen dijo...

Creo que debería de haber contestado antes a tu comentario, Tita jaja

Las vacaciones siempre vienen bien, sobre todo si se toman con mucha "filosofía"

Un abrazo apretao hasta donde llegue ;)

Carmen dijo...

Pues sí, Emilio, necesitaba tanto las vacaciones que las he saboreado minuto a minuto.

Ya he hecho la presentación de mi(su) mascotilla. ¿A que es un encanto?

Un abrazo

Carmen dijo...

¡ Ya te digo si he aprovechado el tiempo, Anjali ! por lo menos he llegado a todo lo que pretendia.

Un beso, guapa

Carmen dijo...

Deseo concedido, Emibel ¿ Te gusta?

Me gusta el debate y el cambio de impresiones, porque de ello me enriquezco. Dicen que la razón solo se les da a los locos y creo que aún no lo estamos ¿no?
Tus comentarios, como los de los demás, siempre son bienvenidos.

Un besazo

Carmen dijo...

El lujo es contar con vosotros, Contrapunto.

Un abrazo apretao

Carmen dijo...

No he visto el famoso estres postvacacional por ningún lado, Merl y es que lo mejor es disfrutar en cada momento de lo que te ofrece la vida, sin grandes propósitos imposibles de realizar.

Bueno, eso y estar tumbada " a la bartola" durante un mes jajaja

Un abrazo