jueves, 29 de octubre de 2009

Ángeles de carne y hueso.


Aunque de niña fuí educada en la creencia de la existencia de los ángeles y mi madre cada noche nos hacia rezar aquello de "Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me acompañan..." hace tiempo que dejé de creer en ellos y en su protección divina.

Sin embargo, a raiz de una noticia que saltó a los medios de comunicación, me he replanteado no solo su existencia, sino también la fe en el ser humano.

Un diario catalán difundió la noticia de que una mujer buscaba a otra mujer que le habia salvado la vida al detectarle un tumor.

En un mundo donde la falta de confianza en la gente, en las instituciones, en los gobiernos... hace mella en los ciudadanos, tal vez a causa de esta crisis que tantos sentimientos remueve, es alentador encontrarse con noticias como esta que agitan los cimientos de la conciencia y que devuelven la confianza en el ser humano.

Noticias que nos restituyen las esperanzas y nos impulsan a seguir soñando con la idea de un mundo mejor donde todos seamos capaces de logar el bien común.

Sí, los ángeles existen. Puede que no vengan volando desde el cielo y que no podamos ver sus alas desplegadas, pero existen en forma de seres humanos singulares y extraordinarios.


.

9 comentarios:

ordago13 dijo...

Esos son los "angeles" reales personas que hacen actos nobles y desinteresados¡¡

Descubri tu blog por casualidad, si quieres pasarte por el mio a escuchar mi programa de radio te estare agradecido:
10historias10canciones

emilio dijo...

Escuché la noticia por radio... si que me impresionó.
Le dijo que fuera al médico, puede ser casualidad que la encontrara rara o puede ser otra cosa, no lo dudes.
Seguro que hay algo extraño en la noticia y que no podrá encontrarla para darle las gracias. Tal vez en el más allá.
Saludos.

Flautista de Neón dijo...

Pues yo, Carmen tuve la suerte de ver el reportaje en televisión sobre este caso, y te diré que siempre he creido en la existecia de personas especiales con un don divino, el de decir en el momento propicio lo que ven en la realidad.

Lo que realmente le salvó la vida a esta mujer, fué el no tomarse a cachondeo lo que le dijeron. Tuvo un instante de credulidad, fué al médico, y se materializó el "milagro".

Una historia muy hermosa.

Un abrazo.

Carmen dijo...

Bienvenido Ordago13,

También yo creo que esos son los auténticos ángeles.

Sin duda me pasaré por tu blog.Gracias.

Emilio,

El "ángel" ha aparecido. Se trata de una doctora que creyó ver reflejado en el aspecto de esta mujer los sintomas de un tumor de hipófisis (difícil de diagnosticar) Dudó entre decirselo o no, pero optó por darle su opinión y escribirle en un papel las pruebas que debian hacerle.

Su acto merece, sin duda, el calificativo de angelical, pero desde luego lo que posee es un "ojo clínico" excelente.


Flautista,

También yo vi la noticia en la tele y lo segui por radio y prensa. Es una historia preciosa y más aún por la humildad con que la doctora habla.

Desde luego, estoy contigo en que si esta mujer hubiese pasado del tema y no le hubiese dado credibilidad, el "milagro" no se habria producido.

Abrazos.

mErL dijo...

La fe mueve montañas, nunca he visto moverse, indudablemente en este mundo donde las creencias y los valores últimanente estan de capa caida, necesito tener fe, lucho por tener fe en las cosas, necisito tener esperanza para que me ayude a caminar, necesito tantas cosas no materiales, que lucho por encontrarlas interiormente.

No se si esa mujer que iba en el autobus era médico, vidente, o lo que fuera, pero pocas gente se acercan a un desconocido te dicen semejante cosa, quien era ahi esta el interrogante, la casualidad, el destino quizas puede, milagro o no milagro depende de la vocación religiosa, lo más significativo es el hecho curioso de que hagas caso a uno que sin conocer te dice que tienes tal problema de salud.

Un abrazo.

Tita dijo...

¡Sin ninguna duda!

Cualquiera puede ser un ángel para nosotros...como nosotros para alguien...

Desde luego esta mujer-ángel podría no haber dicho nada...y jamás enterarse si tenía razón o no. Decidió decírselo, arriesgarse y SÍ conocer el final de la historia, que tenía razón, y que hay final feliz.

Un abrazo apretao

Azul. dijo...

Escuché la noticia por encima, ahora me entero del todo gracias a ti.
Me has hecho recordar también aquello de la oración para ir a dormir.
Hace tiempo que dejé de creer en los ángeles como criaturas mágicas de cabellos rizados y alitas transparentes, pero SI CREO EN LOS ANGELES. En las personas que encontramos en nuestra vida, y nos ayudan sin pedir nada a cambio, gente que aparece sin esperarlas en el momento oportuno. Y no son rubios, ni perfectos, o tal vez si, ellos son la perfección.

Besos.

pluvisca dijo...

Joooo Carmen, no vi tu entrada...estoy yo despistadilla...

Los angeles...bueno, como tu dices, tal vez hay alguno en forma de persona, y suelen aparecer cuando menos lo esperas y casi siempre, cuando mas los necesitas.

Un abrazo mi niña

Carmen dijo...

Merl,
Si sientes esa imperiosa necesidad por encontrar fé, esperanza... no dejes de buscar, porque estoy convencida de que encontraras aquello que con tanto ahinco buscas. Es importante tener respuestas.

Sí Tita, cualquiera pudemos convertirnos en ángeles en un momento dado; lo que me sugiere que también podemos convertirnos en demonios :S

Azul,
Es que aquella imágen de los querubines tenia tan poca credibilidad que solo se sostenia en una infancia tan ingenua como la nuestra.
Sin duda hay muchos ángeles de carne y hueso por el mundo, por fortuna.

Pluvis,
¡ En qué estaras tu pensando ultimamente, que pareces enamorada ! :O
Sí, casi siempre llegan cuando más los necesitamos... salvo cuando extravian la dirección .

Abrazos apretaos para todos.