jueves, 17 de diciembre de 2009

¿Quién soy? ¿Quién quiero ser?


Una mujer agonizante se vio llevada ante un tribunal celestial.
- ¿Quién eres?, se le preguntó
- Soy la mujer del alcalde
- Te he preguntado quién eres y no con quién estas casada
- Soy madre de cuatro hijos
- Te he preguntado quién eres y no cuántos hijos tienes
- Soy maestra de escuela
- Te he preguntado quién eres y no cuál es tu profesión
- Soy cristiana
- Te he preguntado quién eres y no tu religión
- Iba a diario a la iglesia y ayudaba a los pobres
- Te he preguntado quién eres y no lo que hacias


Fuente:"La ecología emocional" M.Conangle y J.Soler

Nos educaron (y seguramente seguimos educando) en la idea de que teniamos que ser alguien en la vida : espos@, madre/padre, buen profesional ... pero, aún siendo importantes todos esos roles , tal vez lo más importante para una persona es conseguir llegar a ser ella misma.

En algún lado leí que hay tres clases de personas:

-Las que observan las cosas que suceden

- Aquellos que piensan y reflexionan continuamente por qué suceden las cosas

- Y, por último, aquellos que hacen que sucedan las cosas.

No creo equivocarme si digo que a casi todos nos gustaria pertenecer a este tercer grupo. Ser los autores de nuestra propia existencia, poner en marcha todos nuestros sueños, vivir como nos gustaria, decir y hacer cuanto pensamos... en definitiva, ser aquello que queremos ser. Ser los "artifices" de nuestra vida,

Pero mucho me temo que queda lejos del alcance de una gran mayoria de personas. Las influencias externas, las presiones de nuestros miedos y autocriticas, el exceso de responsabilidades, las barreras emocionales... nos alejan casi siempre del objetivo propuesto: ser nosotros mismos.

Requiere mucha valentia atreverse a ser uno mismo, a vivir la vida que deseamos vivir y no la que "nos toca vivir", porque encontrar nuestra autenticidad supone cuestionar todo lo que hemos venido haciendo y siendo, supone enfrentarnos a nuestros miedos y fantasmas internos, romper hábitos y rutinas, exponer limitaciones.

Para llegar a ser nosotros mismos, tal y como deseamos ser, hemos de decidir entre dar el paso y cambiar todo aquello que nos lo impida o bien aceptar, humildemente, que ya no podemos (o no deseamos) cambiar,admitir que es mejor seguir nuestro día a día y no sentirnos mal por ello, algo que también requiere no pocas dosis de valor.

El camino para redescubrinos pasa por aprender a quitarnos la máscara, a ser sinceros con nosotros mismos y escuchar con atención esa voz interior, a conocernos mejor y, con constancia y esfuerzo, ganarnos nuestra propio respeto y confianza, pensar que las equivocaciones también forman parte del juego del aprendizaje para llegar a ser lo que de verdad queremos ser.

.

12 comentarios:

pluvisca dijo...

No es fácil en la vida ir de uno mismo, nos levantamos por las mañanas y lo primero que hacemos es colocarnos el disfraz, entre otras cosas para protegernos, de lo que creemos nos puede dañar.

Hacer las cosas que sentimos, requiere madurez y por tanto, no depender de lo que opinen, digan o hagan los demás.

El entorno presiona y nosotros nos dejamos arrastrar por esa marea humana...

Un abrazo mi niña

emilio dijo...

Voy a decir una tontería...
Porcentuando:
Soy un 60 % de los que observan.
un 35 % de los que reflexionan.
y un 5 % de los que actuan.

Lamentable pero si uno tiene poco poder de decisión que le vamos a hacer... jajajja, soy hombre, no lo olvides.

Un abrazo.

Contrapunto dijo...

Me he pasado tres cuartas partes de mi vida intentando ser lo que los demás deseaban que fuese,
pero en este momento de mi vida,
me permito la licencia de actuar
sinceramente conmigo misma,
guste o no guste, sin avasallar
pero viviendo como quiero vivir.

Azul. dijo...

Bufff! La teoria es perfecta, pero como llevarla a la práctica. Llevo muchos años siendo lo que tengo que ser, tantos que realmente, no sé si cuando llegue el momento, sabré que quiero ser o si querré serlo (Vaya lío!).

Un abrazo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Mi cerebro no puede comentarte hoy, mañana quizás
Besitos

Flautista de Neón dijo...

La complicada cuestión de ser lo que queremos y no lo que debemos.

Sólo hay que ser valiente, y dar el paso para ser uno mismo, aunque esa decisión dañe a otras personas.

No es fácil. Nada fácil.

Un abrazo, Carmen.

Tita dijo...

Lo bueno de ser uno mismo, es que si te falla alguno de tus papeles, no quedas completa e irremediablemente destruida...
Tú misma nunca te faltas ¿hay mayor seguridad de salir adelante?

Excelente post, Carmen, me va a durar muchos muchos días en la cabeza....

Besitos

colibrí dijo...

ES dificil..te pueden catalogar de egoista por pensar sólo en ti, aunque creo que son dos cosas completamente diferentes.

El ser una misma..requiere valor y superar miedos y fobias...enfrentarse a uno mismo...poco a poco se puede ir consiguiendo pero la sociedad es un muro muy duro...

Me ha gustado mucho esta reflexión...y me hace pensar en mi ahora...

Un besito guapetona y espero que pases una feliz Navidad

mErL dijo...

Carmen esa es la lucha diaria, teoricamente se comprende en cambio llevarlo a la practica es otra cosa.
Sinceramente soy realista no esta a mi alcance intento buscar la felicidad por otros caminos que me pueden reconfortar.

Un abrazo.
FELIZ NAVIDAD.

Carmen dijo...

Pluvisca,

No, no es fácil y , en según qué situaciones, hasta imposible; demasiadas presiones sociales.
Solo la madurez nos acerca a ser nosotros mismos o a aceptar que las cosas son como son.
Un beso.

Emilio,

Pues no me parece tan lamentable, la verdad.
Es una actitud muy valiente aceptarnos tal y como somos. Muchos problemas psicológicos derivan de esa no aceptación, de no tener claro lo que somos o lo que queremos ser.
Un beso.

Contrapunto,

Te felicito por haber alcanzado ese punto de equilibrio. Yo también creo que lo he conseguido o que estoy a punto de conseguirlo. Tal vez es cuestión de madurez, de la que nos proporciona los años y las experiencias bien aprendidas.
Un beso.

Azul.

Creo que en este punto no hay teoría y práctica. Es más bien una
cuestión de autoanálisis, de reflexión, de saber lo que queremos ser, lo que somos y lo que estamos dispuestos a arriesgar por conseguirlo o tal vez, a aceptar lo que somos.
Llegado el momento de ese autoanálisis, estoy convencida de que lo conseguirás.
Un beso.

Emibel,

¿Qué le pasa a tu cerebro? jajaja Espero que nada malo.
Un beso.

Flautista,

Tu lo has dicho, complicada cuestión.
¿Por qué es tán difícil conseguirlo sin que alguien, por lo general, salga dañado? ¿Demasiadas dependencias emocionales? También hay que aceptar que no estamos solos, y por lo tanto no hemos de actuar como si los demás no existiesen. Son las reglas del juego. Tal vez es priveligo de unos pocos tenerlo todo. Ufffffffff, tiene tela el asunto.
Un beso.

Tita,

Jajaja Espero que te haya durado mucho tiempo en la cabeza. Estoy convencida de que es bueno hacerse estas reflexiones de vez en cuando, aunque nos levante dolor de cabeza. Es parte del conocimiento de uno mismo.

Sí, tienes razón, no debemos, no podemos fallarnos a nosotros mismos. Eso, nunca.

Un beso.

Colibrí,

Sí, creo que la integridad no se entiende demasiado en la sociedad. A veces se tacha de soberbia, orgullo, prepotencia y otros adjetivos a quien solo pretende ser uno mismo. Tal vez es porque no sabemos hacernos entender o porque no acaban de entenderlo los demás. Complicado... pero no imposible.
Un beso.

Merl,

Es muy complicado, porque ya he dicho, no entendemos muy bien en la práctica el concepto de autenticidad.
Puede que no siempre podamos serlo, pero al menos hemos de luchar por ello y conseguirlo en la mayoria de las situaciones. Al menos no tendremos la sensación de que nos estamos fallando a nosotros mismos ¿no crees?
Un beso.

Felices Fiestas a todos.

Cesar Petrini dijo...

Gracias. Yo estoy en etapa de desintoxicación del mundo.

loli dijo...

Últimamente me estoy preguntando Quién soy? Y esas clase de preguntas, leí miles de textos sobre cómo ser uno mismo, como vencer la timidez, tener confianza en uno mismo etc. Pero no me entra, les juro, quiero decir... Lo comprendo, pero nunca llego a la acción, y creo que ya es tiempo, siento que ya me eduque lo bastante y ya es hora, y con esto puedo confirmarlo: Tengo que empezar a ser yo misma, va a ser complicada la cosa pero me quiero liberar. Y les digo a todos que lo hagan porque no tenemos mucho tiempo acá. Hay que arriesgar. Y recuerden: 'Quien es valiente, es libre.' por favor!! Es por nosotros mismos y por los demás.