sábado, 21 de mayo de 2011

La política y nuestro entorno


La política sigue siendo un tema sensible en España, según un sondeo realizado de cara a las elecciones. Un 68% prefiere hablar de política con su pareja y un 25% evita hablarlo con sus hermanos e hijos, para que no haya conflictos.

Con los compañer@s de trabajo medimos nuestras palabras y evitamos retratar nuestra idelología , tal vez sabedores de que podría haber discrepancias con nuestros colegas que enturbiaran el entorno laboral.

En cuanto al entorno familiar, según parece,  suele ser un tema de conversación poco prioritario con los padres y hermanos para eludir fricciones; aún cuando estamos ideológicamente más cerca de los hermanos que de los padres. Tal vez sea una cuestión generacional.

 Por lo general, las parejas se eligen por afinidades culturales, sociales, religiosas y también políticas; motivo por el cual nos sentimos más cómodos hablando de estos temas con nuestra pareja. Lo que no implica que necesariamente votemos al mismo partido. Algo similiar es lo que sucede con nuestros amigos más intimos; es más, parece ser que conocemos mejor las intenciones de voto de nuestros amigos que de los propios hijos.

En cuanto a los hijos, es curioso que son estos los que saben mejor a quien votaran sus padres que a la inversa. Solo un 9% vota igual que sus hijos.

Según parece somos bastante fieles a nosotros mismos, pues 6 de cada 10 españoles vota siempre al mismo partido; aunque un 30% juzga más la actuación de los politicos que al partido en si.

¿Estarán mañana entre nuestras razones  el desencanto, la desconfianza, el voto de castigo...?


.

4 comentarios:

Tita dijo...

Estarán, como siempre la ideología, la confianza y la esperanza. Tal y como va todo últimamente, sólo nos queda votar, chillar, y cruzar los dedos!!!

pluvisca dijo...

Espero que este...hay que votar y chillar como dice Tita y hacer un esfuerzo, al menos yo, para tener esperanza...

Un abrazo guapa

Contrapunto dijo...

Es un tema que mejor no sacar a relucir.
He votado a primera hora de la mañana, y había mucho movimiento.
En todos estos años no he cambiado mi voto, solo en alguna ocasión he votado en blanco como castigo.
En cuanto a lo que vota mi hijo, ya no estoy segura, y mejor no preguntar.
Confío en que Odón Elorza deje de ser Alcalde de Donosti, lleva 20 años y necesitamos un cambio.
Un beso

Nacida en África dijo...

Mi querida Carmen: Indudablemente que han estado presentes y los resultados así lo demuestran. Lo único que pido y que deseo es que se abra un camino a la esperanza.

Brisas y besos.

Malena