martes, 13 de septiembre de 2011

La tradición como excusa




 "Planchado de los senos": una cruel tradición africana


Georgette Arreytaku es una voluntaria del Proyecto tantines (expresión cariñosa para 'tías' en francés) en Camerún, un programa dedicado a la educación de las adolescentes. Una de sus misiones es dar a conocer los peligros de una práctica poco conocida en el mundo pero muy realizada en este país africano: 'el planchado de los senos" 

Según esta 'tantine', la creencia de las madres y las abuelas que llevan a cabo esta práctica es que el desarrollo temprano de los senos conlleva a embarazos a corta edad. "Ellas creen que con estos masajes las niñas serán menos atractivas para los hombres y así tendrán la oportunidad de ir al colegio", afirmó Arreytaku.  



'Guardianas de la tradición'

Efua Dorkenoo es de Ghana. Su acento 'british' revela que ha vivido a caballo entre Europa y África, "con la que nunca pierdes los vínculos". Efua es una de las pioneras en la lucha contra la ablación. Fue la primera en subirse al estrado de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas y gritarle al mundo entero que la mutilación genital no era una cosa de mujeres africanas, que era un ataque directo a los derechos humanos

Pero las africanas no sólo son víctimas de esta práctica, Efua advierte de que muchas se convierten en parte activa como "guardianas de la tradición"


El matrimonio concertado o arreglado es aquel que está pactado sin concurso de la libertad de los contrayentes.
En países como India, China, Japón, algunas partes de África y el mundo árabe los matrimonios arreglados son muy comunes. Estas uniones sirven para preservar o limitar el acceso a un cierto orden económico y social a través de pactos entre familias y no mediante el compromiso de los cónyuges con el otro

Son solo tres ejemplos de lo que much@s de nosotr@s consideramos un tipo de barbarie que se esconde bajo la denominación "tradición"

Hoy mientras comía, veía la televisión todo lo tranquilamente que permiten las noticias sobre economía, y sin previo aviso de las horribles imagenes que iban a emitir, he tenido que ver como se lanceaba un toro hasta matarlo.
Unos hablan de tortura, otros de tradición. Yo he sentido pena y horror. Pena por un pobre animal acorralado y asustado. Horror  por la brutalidad de unas personas que se amparan en la tradición para causar daño y muerte a un ser vivo.

"La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos". Karl Marx

"La constancia de una costumbre está a menudo en relación con lo absurdo de ésta". Marcel Proust

"La tradición significa otorgarle el voto a la más oscura de todas las clases: la de nuestros antepasados. Constituye la democracia de los muertos". G. K. Chesterton,


.

6 comentarios:

pluvisca dijo...

Muy buenas rflexiones Carmen, lástima que los humanos tengamos ese gen que le gusta tanto ver sufrir...

Un abrazo

Pilar dijo...

Un pueblo avanza cuando analiza el porqué de sus actos y comprende que la tradición no es una piedra inamovible.

Gran entrada.

Pedro dijo...

"Un pais, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales", decía atinadamente MAHATMA GANDHI.
¿Qué se puede esperar de quien se divierte haciendo sufrir a un animal...?
¿Tradición...? ¡Pues nada, que vuelva el circo romano y echemos a los leones a los esclavos!

Carmen dijo...

Pluvisca, yo no creo que sea cuestión de genética, más bien de una cultura que no desea avanzar.

Un beso

Carmen dijo...

Pues me parece Pilar que, como sociedad, aún nos queda mucho por avanzar. ¿Por qué la tradición es incuestionable?

Un beso

Carmen dijo...

No des ideas, Pedro, que me temo lo peor.

Un beso, salao