jueves, 23 de julio de 2009

Trastornos mentales "exóticos"


Amok

Se da en la isla de Java e Indonesia
En Psiquiatría, el síndrome Amok es un síndrome cultural o síndrome ligado a la cultura y consiste en una súbita y espontánea explosión de rabia salvaje, que hace que la persona afectada corra locamente, armada, y ataque, hiera o mate indiscriminadamente a las personas y animales que aparezcan a su paso, hasta que el sujeto es inmovilizado o se suicida.

La definición fue dada a conocer por el psiquiatra americano Joseph Westermeyer en 1972. Según los psiquiatras, el ataque homicida salvaje va precedido por lo general de un período de preocupación, pesadumbre y depresión moderada. En algunos de los casos recientes, los autores de los ataques los anuncian, de una forma más o menos velada, en internet.

Tras el ataque, la persona queda exhausta, a veces con una amnesia completa y, eventualmente, acaba suicidándose.

Wild-man

El síndrome del "Hombre salvaje" se da en Papua Nueva Guinea.
Es un trastorno del lenguaje que sólo aparece en hombres de entre 30 y 35 años, los cuales empiezan a hablar de forma inconexa, diciendo cosas extrañas. La población grita que este hombre se ha transformado en un hombre salvaje, lo rodean y simulan que le temen. Finalmente el hombre acaba marchando a la selva, pero en su camino comete pequeños robos en otros poblados y estas cosas robadas las va desperdigando por la selva. Al cabo de unas semanas regresa a casa como si no hubiera ocurrido nada.


Koro

El paciente tiene la convicción de que su pene (elemento yin, vital) se va encogiendo hasta desaparecer dentro de su abdomen, lo que se acompaña de una enorme angustia y del temor a que el proceso de retracción culmine en la muerte. Existen formas femeninas en las que los pezones son los órganos que se achican hasta ser desaparecer en el interior del cuerpo. E incluso se han descrito formas “koriformes” en los que el órgano que se retrae es la lengua.

Se considera que el koro es un trastorno psicógeno ligado a factores cultura­les, puesto que es endémico en zonas del sudeste asiático en las que está firmemente arraigada la creencia taoísta en la actividad de los humores Yin y Yan en los seres hu­manos.

El fenómeno reviste el especial interés de su contagiosidad, demostrada por las epidemias de Koro recogidas en la literatura. Y parece que incluso puede extenderse a otras culturas y entornos geográficos, como lo sugieren los casos que poco a poco se van describiendo en otras zonas del mundo, muy distantes del sudeste asiático, o en sujetos sin creencias taoístas. Tan es así que podría decirse que nos hallamos ante un cuadro inicialmente endémico, pero capaz de generar epidemias, y que está convirtiéndose lentamente en una pandemia.

Dhat o Dhatu


Es un trastorno característico de la India, también llamado síndrome de la pérdida seminal, afecta hasta un 15 o 20% de los usuarios de los centros primarios. En la medicina Ayurveda se cree que las personas están formadas por cuatro humores fundamentales, y uno de ellos es el semen. Estos humores no son regenerables y tienen un límite, por lo que los hombres a lo largo de su vida pasan por varias etapas, y en la última ya no pueden tener relaciones sexuales. Los hombres que tienen muchas relaciones pierden el semen y envejecen antes, pero las mujeres que lo reciben, cada vez rejuvenecen más. El Dhat es el problema en que el hombre se queda con muy poco semen y se manifiesta con un cansancio crónico, los médicos les recomiendan que no tengan relaciones, que descansen y que se alimenten bien. También creen que si la orina es clara, es que por ahí se escapa el semen, y la suelen mirar por si tienen pérdidas


¡Qué insólita es la mente humana!


.

4 comentarios:

pluvisca dijo...

Jajajajj, ¡¡¡Ay Carmen!!!, que de verdad que aunque sean transtornos me ha dado la risa...

Besos guapa.

Por cierto, no los conocia, en mi época no se estudiaban...

Flautista de Neón dijo...

Y tantos otros que hay, y que igualmente pasan desapercibidos para nosotros.

Debemos intentar tener siempre la mente despierta, para que no nos afecten estos males. MENTE SANA - CUERPO SANO. Y esto no es una invención, sino una realidad.

Si me encuentro en la carretera al tipo del hacha haciendo auto-stop,... ¡¡¡NO LE PARO !!!! Y sigo mi camino para que no me pille, Jajajajajajajaja,......

Azul. dijo...

La verdad es que el patio está mucho peor de lo que podemos imaginar. Francamente, la realidad siempre gana a la ficción, aunque parezca imposible!

Qué susto!

Besitos.

Tita dijo...

Jajajaja, yo también flipo en colorines, sobre todo con el Hombre salvaje, hablando raro y robando...unos jetas temporales me parecen a mi jajajaja