lunes, 29 de agosto de 2011

Somos lo que pensamos





Es probable que hayamos buscado un lugar tranquilo para nuestras vacaciones. Un lugar relajado, silencioso, bonito donde descansar del bullicio de la gran ciudad. Y  puede que  hayamos encontrado ese maravilloso edén, pero ¿hemos encontrado realmente el silencio? Dejadme que sea un poco desconfiada, tal vez lo hayáis encontrado; claro, el silencio está aunque esté el sonido del riachuelo, de los pájaros, de las olas... Pero ¿habéis encontrado el silencio dentro de vuestras cabezas?

¿Sabiais que tenemos entre 50 y 60.000 pensamientos al día, incluso algun@s más aún? ¡Cómo para encontrar el Silencio !
Todo lo que hacemos, lo que decimos y nos decimos, lo que sentimos, lo que imaginamos, lo que recordamos... todo se genera antes en nuestra mente. Somos conscientes de muchos de ellos, pero de muy poquitos si los comparamos con el total de los que no controlamos. Hacemos y decimos muchas cosas que hemos pensado, decidido, pero seguro que muchas otras salen de nuestras bocas o las hacemos de un modo tan inconscientes que no reparamos en ellas, ni en las personas a las que van dirigidas. Pero recordad que ellos también tienen su buena dosis de pensamientos diarios y muchos puede que se originen a partir de nuestros actos o palabras.

¿Os habéis preguntado qué es lo que nos decimos a nosotros mismos? Porque no cabe duda de que buena parte son un monólogo interior muy interesante.
Si somos lo que pensamos, tiene mucha importancia lo que nos decimos y el tono en el que nos lo decimos ¿no creéis? Puede que pensemos que tenemos un kilito de más, por ejemplo y que estaríamos mejor sin él, pero que de todos modos estamos estupend@s. Pero puede que pensemos que no tenemos remedio, que somos unos gordos, feos que no podemos gustar a nadie con ese tipo.... Y nuestra autoestima merma y merma un poquito más cada día y nos quedamos atrapados en el lamento y el malestar.

Entre 50 y 60.000 a diario. Bien pensado es una herramienta fabulosa para entrenarla a nuestro favor , para transformar muchos de los pensamientos negativos que tenemos en pensamientos positivos; para controlar nuestros estados de ánimo, para comprendernos un poquito mejor y de paso comprender un poco mejor el mundo que nos rodea. Yo creo que es una tarea que merece la pena.


.

4 comentarios:

Maite dijo...

Tienes toda la razón.......desde hoy comenzaré a decretar sólo cosas buenas durante el día.....bueno cuando esté consiente de lo que pienso........muchas veces nuestra imaginación nos hace volar tan lejos.......ahora trataré de que el viaje sea positivo.....
Besitos.

pluvisca dijo...

Va a ser que si, que con un poquito de voluntad podremos ser mucho mas felices...


Un abrazo

Tita dijo...

Jolin, Carmen, yo que habia cerrado hoy el kiosco, y me vas a hacer tener el pensamiento numero 60.001

Superinteresante ¡y cansado de pensar!

¡Besos!

Pamela dijo...

Buenísimo este, tu otro blog Carmencita, me quedo leyendo, que tengo problemas para comentar, se me borran las palabras a medida que escribo, besitos