sábado, 11 de febrero de 2012

Amar






El amor es como la arena entre las manos, si la amontonas, oprimes y acaparas de un modo avaricioso se desvirtúa y pierde su forma.
Si la acunas, libre, sin agobios mantendrá la forma y sumará el calor del contacto.

Carmen 


.

7 comentarios:

pluvisca dijo...

Lo difícil es que los dos la parienten del mismo smodo...

Un abrazo guapa

Flautista de Neón dijo...

Son palabras ciertas.

El amor siempre debe ser libre, como el ave que vuela por el aire,... en el sentido de que no debe estar encerrado en una celda.

Una gran reflexión,..... ojalá muchas personas pudieran leer estas frases.

Un beso cálido.

Carmen dijo...

Jajaja Pluvis ¡qué vas como una moto escribiendo!

Tienes razón, es difícil que ambos vayan al unísono, pero todo es cuestión de interés y perseverancia por llevar el mismo ritmo.Si es así, no es tan complicado de conseguir.

Un apretaillo

Carmen dijo...

El enamorado quiere poseer y las personas necesitamos libertad, y eso es algo que debemos comprender y poner en práctica para que ese amor madure y crezca; de lo contrario está condenado al fracaso.

Un abrazo, Flautista

Tita dijo...

Cierto es...cuando empiezas a aflojar es cuando más lo notas...

Carmen dijo...

Tita, yo creo que no hay que estirar demasiado de la cuerda ni dejarla demasiado floja; mejor encontrar el equilibrio.

Un apretaillo

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Es la única manera, por más que el miedo a perderlo nos lleve a eso, a querer aprisionarlo. Cuando el amor se encarcela empieza a marchitarse.

Desde mi punto de vista esto tiene mucho que ver con la reflexión que haces en el post posterior a este: querer encorsetarnos en un papel, pretender que una relación entre (aunque sea con calzador) en un determinado estereotipo... es algo así como encarcelar, quitarle algo de aire.

Vengo del blog de Pluvisca "La vida es una ópera bufa" y me encuentro con tu estupendo e inspirador espacio. Con tu permiso volveré a visitarte :)

Un abrazo