viernes, 17 de febrero de 2012

Esa vida que nos pertenece




"La única manera de vivir a plenitud es asumir lo que somos, independientemente de lo que los demás quieran que seamos."

Del libro "Ella que todo lo tuvo" Ángela Becerra

Como si viviéramos en un perpetuo carnaval, nos vestimos de espos@s , madres o padres, compañeros, vecinos, médicos o vendedores,... Hacemos aquello que se espera de nosotros en cada momento, quizás por miedo a la crítica, al rechazo o a quebrar las expectativas que los demás tienen sobre nosotros. Tal vez ni siquiera queremos plantearnos cómo somos en realidad, cual es nuestra auténtica personalidad y nos acomodamos a un papel social, aunque no se ajuste del todo a nosotros, aunque nos roce y nos haga daño.

¿Cómo puede  una persona sentirse cómoda  viviendo una vida que no le pertenece del todo, viviendo la vida que los demás pretenden que vivas?

Somos los únicos dueños y responsables de nuestra vida; sería una lástima llegar al final del camino y descubrir que hemos vivido dentro de un disfraz que no era de nuestra talla.






10 comentarios:

pluvisca dijo...

Esta mujer tiene frases que son tesoros para reflexionar.

Si, muy tirste descubir que nos hemos disfrazado por los demás

Un abrazo guapa

Tita dijo...

Creo que no es raro que representemos nuestros diferentes roles en nuestros diferentes ámbitos.

No creo que todos sean disfraz, sino el traje que uno es, con arreglos, pero manteniendo la esencia.

Supongo que a la que te descuidas, esos arreglos, por influencia de lo que sea, pueden acabar disfrazando lo verdadero.

Y peor: olvidándonos de desnudarnos ante quien nos importa y lo merece de vez en cuando.

Flautista de Neón dijo...

Efectivamente,… resulta duro darse cuenta tarde de que muchas veces no somos nosotros mismos,… sino lo que los demás esperan que seamos.

Últimamente ando un poco rebelde con este tema, ya que estoy empezando a ser yo mismo,… y eso me está acarreando malas consecuencias,…. pero estoy seguro, que al final podré sonreír victorioso.

Un abrazo, Carmen.

Eastriver dijo...

Interesante y oportuno siempre... Mira, esto tan fácil, que es cierto que es el único camino hacia la felicidad, lo difícil que es, lo complicado, sobre todo ante ciertas circunstancias. Yo admiro solamente a la gente que sabe ser ella misma, y serlo siempre, hasta el final, sin concesiones, con respeto pero sin concesiones. Buena la frase de Mastreta, la conozco poco a esta escritora.

nieves dijo...

humm asumir lo que somos... realmente eso sería lo primero a hacer... humm pensaré en ello, gracias! Besitos, que pases una feliz tarde de domingo,
igloo

Carmen dijo...

Buffff ¡Cuánto tiempo hace de esta entrada!

Hay quienes ni siquiera llegan a descubrirlo y se sienten mal sin saber o incluso pregantarse el por qué

Besos

Carmen dijo...

Eso es, Tita; una cosa son los roles que conscientemente y seguro que por propia voluntad asumimos, y otra esas capas que van echándonos encima, que aplastan lo que somos y de las que es difícil deshacerse e incluso nos hace sentir pudor
quitarnosla ante aquellos que forman parte de nuestro círculo más intimo.

Besos

Carmen dijo...

Más vale tarde que nunca, Flautista.

Es duro y complicado,para nosotros y para los demás, mostrarse tal cual se es. Los hábitos y las costumbres pesan enormemente. Pero sin duda, es mejor vivir ligero de equipaje... y más sano.

Besos

Carmen dijo...

Yo también admiro muchísimo a la gente que sabe ser ella misma en todo momento, Eastiver. Esa gente que sabes que siempre llega "de frente", tanto si gusta a los demás, como si no; siempre claro está que mantenga el respeto.
La integridad es un valor poco corriente hoy en día y es una pena.

Besos

Carmen dijo...

Nieves, y cuando lo tengas pensado,lo mejor que puedes hacer es llevarlo a la práctica ; D

Besos