domingo, 22 de febrero de 2009

Alegría, como un estallido de vida.


Da un paso adelante. Sigue el ritmo con el pie. Deja que la música mueva tus caderas. Un paso a la derecha, un paso a la izquierda, dos pasos atrás. Esto no es el progreso, pero a quién le importa.

Ahora mira a tu alrededor. Allí está ella, tu compañera. Deja que la música te lleve hacia ella. Ella conoce el juego.

Siguela. Imita sus movimientos, imita sus sentimientos. Busca sus ojos con los tuyos. Sumérgete en la música y déjate llevar. Lejos muy lejos, más allá y en lo más profundo.

¡Mmm! Qué bien. Abrazados sin pensar quién deberíais ser, os dejáis llevar. Y la música entra en tu corazón.

Alegría. Cirque du soleil.

5 comentarios:

Valentina dijo...

Halaaaa!

Que fondo le has puesto al blog, Carmen, me encanta! aguaaaaaaa!

pluvisca dijo...

El baile Carmen, para mi es entrar en un lugar que me envuelve y todo queda en segundo plano, mientras me dejo trasportar por ella.

Un beso mañanero

Carmen dijo...

Jajaja Valentina, me alegra que te guste mi fondo; es una invitación a sumergirse en el blog y dejarse llevar por sus cálidas aguas.

Pluvisca,

Me gusta esa complicidad, esa comunión de las almas que se da en el baile; el "baile" de la vida.

Besos para vosotras.

Flautista de Neón dijo...

Dejarse llevar,.....
....por las sensaciones que nos transmite.

Cerrar los ojos, y.....
....abrirlos envueltos en la magia que produce.

Un fondo genial. Me encanta.

Carmen dijo...

Gracias Flautista de Neón por tu comentario.

"Dejarse ir"... aunque a veces sea difícil de conseguir, al menos hemos de intentarlo.

Un abrazo.