martes, 3 de febrero de 2009

¿Humanos o marionetas ?


¡Qué difícil es alcanzar la libertad y cuánto soñamos con ella!

Somos humanos, y aún así todos tenemos lazos de seda y/o cadenas de hierro.

Unos los hemos ido anudando primorosamente, con cariño, con ternura, con esmero y no queremos desatarlos, aunque sabemos que en cierto modo nos hacen marionetas y a veces hasta tenemos que dejarnos llevar y bailar el baile que menos nos gusta, pero lo hacemos con cariño.

Otras las han anudado o encadenado sin que nos apreciaramos de ello, y solo las hemos notado cuando nos han apretado tanto que nos han hecho daño.

Algunas cadenas las hemos podido romper, lo que nos ha permitido volver a sentir la sensación de libertad, en cambio a otras nos hemos tenido que acostumbrar e incluso resignar, porque no siempre es fácil romperlas.

.

2 comentarios:

pluvisca dijo...

Demasiados prejuicios, demasiadas responsabilidades que no tendriamos porque tomar, las cadenas las ponemos nosotros, no los demás...

Besos

Carmen dijo...

Pluvisca,

La mayoria de las cadenas nos las ponemos nosotros mismos, es cierto.
Pero otras nos vienen dadas ya desde el momento de nuestro nacimiento y muchas nos atan sin ni siquiera tener conciencia de que existen.

Un beso.