lunes, 4 de mayo de 2009

Ahora Es


Un hombre se acercó a un anciano y le dijo así:

“Me han dicho que tú eres sabio… Por favor, dime qué cosas puede hacer un sabio que no están al alcance de las demás personas.”

El anciano le contestó: “Cuando como, simplemente como; duermo cuando estoy durmiendo, y cuando hablo contigo, sólo hablo contigo.”

“Pero eso también lo puedo hacer yo y no por eso soy sabio”, le contestó el hombre, sorprendido.

“Yo no lo creo así”, le replicó el anciano. “Pues cuando duermes, recuerdas los problemas que tuviste durante el día o imaginas los que puedes tener al levantarte. Cuando comes, estás planeando lo que vas a hacer más tarde. Y mientras hablas conmigo piensas qué vas a preguntarme o cómo vas a responderme, antes de que yo termine de hablar.”

El secreto es estar consciente de lo que hacemos en el momento presente y así disfrutar cada instante del milagro de la vida.

Anthony de Mello
.

8 comentarios:

pluvisca dijo...

JOOOO, quan cierto es !!!,

El principio de poder disfrutar la vida está en "el aqui y el ahora"

Ya lo decía en su tiempo Krisnamurthi

Buen post niña, estas que te sales xxxDDD

Besazos

Azul. dijo...

Es perfecto. Pero que dificil! tal vez practicando...

Un beso.

Flautista de Neón dijo...

Ya conocía esta historia, pero interpretada por otros protagonistas.

El tema es ser consciente de lo que se hace en cada momento y estar especialmente centrado en ello. No es fácil, pero a veces me gusta practicarlo, aunque mi mente es muy saltarina y está siempre corriendo de un lugar para otro.

Tal vez por eso me siento tan creativo en numerosas ocasiones.

Coincido con Pluvis, Estás que te sales Carmen.

Un abrazo.

Hada Azul dijo...

Es muy bonito y bien cierto...tambien estoy deacuerdo con azul en que.....que complicado que es llevarlo a la práctica.....yo cada dia lo intento con mas fuerza...y hay veces que no me cuesta tanto disfrutar del momento pero otras..........un abrazo Carmen.

Carmen dijo...

Jajajaja Sí, he engordado un poco ¿será por eso que "estoy que me salgo"?

Estoy leyendo "Dios vuelve en una Harley", en un capítulo del libro habla de esto mismo, de valorar lo cotidiano, esas pequeñas cosas y situaciones que damos por sentado y que dejamos de valorar. Acostumbrarnos a la rutina de vivir y saborear el momento.

Seguramente el ritmo de vida tan acelerado que llevamos no impide disfrutar al cien por cien cada instante, pero si estamos concienciados es probable que cada día descubramos un poquito más el sabor de lo cotidiano, de lo sutil, de esas pequeñas situaciones que a veces son la sal de la vida.

Besos.


Bienvenida Hada Azul, me alegra mucho tu presencia en este blog, un lugar para compartir.

Anónimo dijo...

Me ha encantado leerlo. Es lo que intento hacer desde hace mucho tiempo sin todavía conseguirlo. No pensar más que en lo que estoy haciendo y en el momento presente.
Gracias por tu invitación a este lugar tan especial.
Lilas.

Carmen dijo...

Bienvenida Lilas, y gracias por tu comentario.
Puedes venir cuando quieras, siempre seras bien recibida.

Un abrazo.

Tita dijo...

Geniales tus dos últimos post, me ha encantado en éste la frase "Cuando me estás escuchando estás pensando en lo próximo que vas a preguntarme, o en como vas a responderme"

Muy en la línea del post de Escuchar.

Un abrazo