sábado, 28 de marzo de 2009

Chantaje emocional


El chantaje emocional es una de las prácticas psicológicas más utilizadas .

El chantajista de forma inconsciente o voluntaria, presiona a otra persona o personas ,las víctimas, para que actúen, digan o piensen de una determinada manera, aunque vaya en contra de sus principios.

El chantaje emocional puede surgir en cualquier tipo de relación personal; de hecho, es un recurso muy utilizado entre padres e hijos:" ¿Es que ya no me quieres?" o "Con todo lo que he hecho por ti", son alguna de las frases más utilizadas por aquellos que lo practican.

Perfil del chantajista

Son personas que saben cuánto se valora la relación con ellos y conocen los puntos débiles y los aspectos vulnerables de quienes les rodean. Aún cuando parecen personas fuertes , este tipo de extorsionadores en el fondo esconden debilidad e inseguridad

Poseen un espíritu posesivo y egoísta que les hace mostrarse como víctimas cuando su prójimo no actúa según su capricho o antojo. Para conseguir que se acaten sus deseos, han aprendido a provocar la culpa.

Susan Forward, en su libro "Chantaje emocional", distingue diferentes perfiles del chantajista:

- El castigador, dice exactamente lo que quiere y las consecuencias a las que tendrá que atenerse si no se cede a sus deseos.

- El autocastigador, se dañará, a sí mismo, si no se hace lo que él quiere pero, claro, antes avisa.

- La víctima, “obliga” a adivinar sus deseos para, luego, dejar claro que es nuestra responsabilidad el asegurar que lo obtenga.

- El provocador, ofrece promesas maravillosas siempre que se acate su voluntad.



Los chantajistas emocionales, se aprovechan del sentimiento de culpa que produce estar a malas con ellos. Les da lo mismo que se acceda a sus deseos sólo para aplacar ese malestar. Se trata de una práctica encubierta que viene a decir si quieres que yo esté bien, y por lo tanto estemos a gusto; haz lo que yo deseo, aunque no te guste y te haga sentir mal.


La gente que utiliza los sentimientos y emociones como método de conseguir lo que pretenden, se sirve de técnicas como amenazar con complicar la convivencia o poner fin a la relación si no se hace lo que ellos quieren.

Otra forma, es dar a entender que se abandonarán, se harán daño o se deprimirán si no se hace lo que pretenden. Siempre quieren más, por mucho que se les dé.

Los chantajistas focalizan su atención casi por completo en sus propias necesidades y la forma en que sus presiones afectan a los demás no les importan en lo más mínimo.

Califican al otro de egoísta, interesado, insensible o descuidado si no se cede; y se deshacen en alabanzas cuando se accede a sus deseos.

Las armas básicas que usa el chantajista emocional para conseguir lo que quiere, son EL MIEDO, LA OBLIGACIÓN Y LA CULPA.

Perfil de la víctima de chantaje

Son personas con:

· Una excesiva necesidad de aprobación.
· Un profundo miedo al enojo y la ira de quienes les rodean.
· Una gran necesidad de paz, sea cual fuere su precio.
· Una tendencia a asumir demasiada responsabilidad por la vida de los demás.
· Un alto nivel de inseguridad con respecto a su valor y capacidades.

5 comentarios:

Azul. dijo...

El chantajista, siempre sabe que lo es, y cual es su poder. El chantajeado, por desgracia, a veces tiene que pasar por un largo sufrimiento antes de ser consciente.

Carmen, me gusta tu bola de mundo que gira en las manos.

Un abrazo.

pluvisca dijo...

Joooo Carmen, conozco unos cuantos y la verad...lo peor de todo es que no son conscientes como tu dicen o lo son demasiado tarde.

Relacionarse con gente asi nos roba energía...

Un abrazo

Carmen dijo...

Desde fuera,suele ser fácil distinguirlos; pero no siempre resulta fácil hacerle ver a una persona que está siendo chantajeada, sobre todo sí se ha criado en el entorno del chantajista.

Tratan de exprimir toda la energía, sin miramientos , pues es tanto su egoismo.

Hasta que chocan con un muro fuerte ;D

Un abrazo.

Tita dijo...

Yo añadiría un caso más de víctima de chantaje...el confiado que ha crecido toda la vida bajo el ala de uno de ellos y cree que eso es lo normal...

Como tú dices, hasta que aparece un muro fuerte que abre los ojos a la víctima y le muestra que vivir su propia vida no sólo es posible, sino obligatorio ¡cuantos hay!

CORAZÓN VERDE dijo...

Si tusupieras lo que yo he encontrado aqui dentro te asombrarias, puro chantaje emocional para conseguir lo que desea el chantajista, hace años también recuerdo a una persona que lloraba desconsoladamente por que le llego un email de que una persona que conocio por este medio habia muerto, luego resulto que todo era una mentira, hacer daño por hacerlo, pero todo vale, todo se vende y todo se compra, francamente es una pena que ocurran estas cosas, no se si vale la pena tener un blog en este medio en el que puedas entrar en contacto con personas que hacen tanto daño a no ser que ya sepas que ocurre esto y no te pille de nuevo, gracias por tus consejos y por tu información