jueves, 19 de marzo de 2009

La actitud


Cuanto más vivo, más me doy cuenta de la importancia de la actitud en la vida.

La actitud para mí es más importante que los hechos.
Más importante que el pasado, que la educación, que el dinero, que las circunstancias, que los fracasos, que el éxito, que lo que piensan o hacen los demás.
Es más importante que la apariencia, un don o una habilidad.
Hará o destruirá una empresa, una iglesia, un hogar.

Lo más sorprendente es que cada día podemos decidir que actitud escoger.
No podemos cambiar el pasado… no podemos cambiar el hecho de que la gente se comporte de un cierto modo.
No podemos cambiar lo inevitable.
Lo único que podemos hacer es utilizar lo que tenemos,
y eso es nuestra actitud.

Estoy convencido de que la vida consiste en un diez por ciento
de lo que me pasa y un noventa por ciento como reacciono ante ello.
Y lo mismo te sucede a ti: somos responsables de nuestra actitud.

Charles R. Swindoll

4 comentarios:

Flautista de Neón dijo...

Pues querida Carmen, este post me ha recordado uno de mis lemas:

Actitud positiva.

En esto está la clave del saber vivir con sabiduría.

Un abrazo, con buena actitud.

pluvisca dijo...

La actitud positiva vence cualquier obstáculo, porque todo está en la mente...

Un abrazo

Carmen dijo...

¿Por qué sufrir inutilmente cuando nuestra actitud positiva puede allanar muchos caminos?

Aunque soy consciente de que en muchos casos es difícil de mantener, al menos hay que intentarlo y hacer el esfuerzo.

Un abrazo.

Tita dijo...

¡Varía tanto de unas personas a otras!

Creo que como todo, hay que aprenderlo desde pequeño.

Salvando las diferencias personales, poder conocer que las cosas se pueden ver siempre desde multitud de puntos de vista, sería un excelente comienzo.